La compañía anunció una inversión de 9.500 millones de dólares en oficinas en Estados Unidos

Aunque el home office es una modalidad laboral que ha llegado para quedarse en muchos segmentos de negocio, no todas las compañías irán por ese camino. Al menos, no al 100%.

Google, por ejemplo, es una de estas empresas que seguirá apostando a las oficinas “físicas”. La última novedad de la compañía de Mountain View es que invertirán millones en la mejora y ampliación de servicios de sus campus de los Estados Unidos.

La inversión será de 9.500 millones de dólares y se utilizará para mejorar las oficinas actuales y para nuevos centros de datos que la compañía tiene en distintas ciudades de los EE.UU. Este plan es realizado con el fin que los trabajadores de Google vuelvan al trabajo presencial.

El objetivo del área de recursos humanos de Alphabet es que, en paralelo, se logren crear unos 12 mil nuevos puestos de empleo como parte de esta mega inversión, de acuerdo con lo que dijo Sundar Pichai, CEO de la compañía.

La decisión de Google apunta a crear nuevas oficinas y a mejorar las que ya existen porque le está costando lograr que sus empleados quieran volver al trabajo presencial. Demandan mejoras en un contexto de poca mano de obra y alta necesidad de cubrir puestos.

“Puede parecer contradictorio hacer crecer nuestras inversiones en oficinas físicas cuando adoptamos mayores flexibilidades en las formas en que trabajamos”, expresó Pichai. Pero sin embargo también afirma que es más importante que nunca hacer inversiones en los campus porque hacerlo va a generar mejores productos, una mejor calidad de vida para nuestros empleados.

El mes pasado, Google le exigió a sus trabajadores del campus ubicado en las cercanías de la Bahía de San Francisco que fueran a trabajar de forma presencial tres días semanales.

Esto encontró la resistencia de los empleados que se habían mudado a los alrededores escapando de los altos precios de las viviendas en ese sector.

¿Y qué pasa con Apple y la modalidad de trabajo?

Los empleados de Apple, este año, rechazaron los intentos de la empresa de Tim Cook de obligarlos a regresar 100% a las oficinas, incluida la sede central en Cupertino.

Hasta el 11 de abril, los empleados de Apple estaban obligados a ir a las oficinas una vez por semana.

Desde ahora y hasta fin de este mes, deben ir dos veces.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.