La adicción a los smartphones es un mal del muy pocos están lamentablemente libres en la nueva era digital. Y por esta razón, consciente de que los seres humanos están echando a perder sus vidas por su querencia por los dispositivos móviles, Levi’s ha decidido abordar esta peligrosa y omnipresente adicción en su último anuncio.

El spot está protagonizado por un chico y una chica que se conocen en una “pool party” en la que los invitados visten tejanos, no despegan los ojos del smartphone y no se toman, por lo tanto, la molestia de entablar contacto con nadie “en la vida real”.

La pareja que protagoniza el spot de Levi’s se permite, sin embargo, el extraordinario lujo de mirarse a los ojos, finge una llamada de teléfono con un móvil inexistente y acaba fundiéndose en un arrebatador beso pasado por agua.

Codirigido por Mike Piscitelli y Michael Hausman (de la productora Pulse), “Sea of blue” (así se llama el último anuncio de Levi’s) forma parte de la campaña “Live in Levi’s”, que lleva la firma de la agencia FCB. Además de spots televisivos, “Live in Levi’s” comprende acciones publicitarias diseñadas especialmente para los medios impresos, el cine y las redes sociales.

MarketingDirecto

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.