Los ingenieros de la Universidad de Michigan crearon una computadora muy pequeña; tan pequeña que cabe en la punta de un grano de arroz.

El debate no se hizo esperar, pues este peculiar objeto borra su información en el momento en que es apagada.

Expertos aseguran no saber si es posible llamarla computador o no. “No estamos seguros de si deberían llamarse computadoras o no“, dijo David Blaauw, profesor de ingeniería eléctrica e informática, quien dirigió el desarrollo del nuevo sistema, en un comunicado de prensa. “Es más una cuestión de opinión si poseen la funcionalidad mínima requerida”.

Más allá de su nomenclatura, estos pequeños aparatos podrían tener diversos usos, especialmente en medicina. Sus sensores de alta precisión no son invasivos (consecuencia de su pequeño tamaño), podrían ayudar entonces en el esclarecimiento de enfermedades por ejemplo, u otros usos médicos.

Sea como sea, la Universidad de Michigan puede afirmar con orgullo que tiene la computadora más pequeña del mundo.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.