Facebook se ve salpicado por un nuevo caso de Cambridge Analytica pero esta vez por parte de Instagram.

Las redes sociales contienen muchos datos y es un gran banco donde las empresas pueden conseguir información de los usuarios, conocer sus vidas, sus gustos y ofrecerles diferentes publicidades.

Hace poco, Facebook ha tenido un caso con Cambridge Analyticaca cuando surgió un escándalo de robo de datos y de violación de privacidad. Esta vez sucedió en Instagram.

La compañía de marketing, Hyp3r de San Francisco, ha infringido las normas de la red social para conseguir grandes cantidades de datos de los usuarios con el fin de crear perfiles con los movimientos y los intereses de las personas.

Esta empresa de marketing se encarga de rastrear las ubicaciones de las publicaciones que se hacen en redes y luego darles datos a sus clientes para que interactúen con los usuarios a través de anuncios y publicidad. Para conseguir esta información debe saltearse las normas de privacidad de Instagram.

La empresa aprovechó un fallo de seguridad que hubo en la plataforma de la red social para descubrir todos estos datos. También guardó todas las stories que están pensadas para solo durar 24 horas, la empresa logró acceder a ellas.

Si bien es cierto que la empresa no guardo ningún dato de usuarios que no hubiesen hecho públicos ellos, igualmente si se saltó las normas de seguridad de la res social a cargo de Facebook.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.