El casco antiguo de Montevideo volvió luego de un largo receso a causa de la pandemia, a ser el centro de una gran fiesta de sabores

Se trata de una propuesta gastronómica cuidada y recreativa donde los referentes de la gastronomía de la Ciudad Vieja se agruparon y se lucieron para dar a conocer las distintas propuestas con sus platos.

Fue así que BBVA apoyó la tradicional feria gastronómica que, en esta ocasión, tuvo su epicentro en la peatonal Pérez Castellano y sus alrededores.

El evento, de entrada libre para todo público, recorrió diferentes restaurantes y cafeterías de la Ciudad Vieja e invitó a disfrutar de las distintas propuestas que en el marco del Día del Patrimonio se concentraron en el casco antiguo de la ciudad.

La propuesta incluyó cocina de autor, platos típicos uruguayos, vinos y otras bebidas espirituosas, café de especialidad, música y más.

Los clientes de BBVA tuvieron en esta fiesta gastronómica, las mejores opciones pudiendo disfrutar de un 20% de descuento con sus tarjetas de crédito y débito BBVA en todos los locales adheridos. Quienes no contaron con la tarjeta, tuvieron la posibilidad de hacer su solicitud en el stand del banco.

«BBVA ha acompañado esta iniciativa desde sus inicios y en esta edición tan especial no podíamos faltar», cuenta Virginia Molfese, responsable de Marketing del banco.

«Luego de más de un año muy complicado para el país, y en especial para los pequeños emprendedores y comercios barriales, el retorno de este tipo de actividades nos alegra y creemos es una herramienta fundamental para el crecimiento y para la vuelta paulatina a la normalidad que tanto se necesitaba», resalta Molfese.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.