Como era de esperar, Microsoft no es la única compañía que quiere quedarse con la operación de TikTok en Estados Unidos

Debido a la presión y las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, los potenciales compradores de TikTok aumentan luego de que el presidente Donald Trump firme la orden ejecutiva que bloquearía cualquier negocio con la aplicación de medios que crea y comparte videos cortos.

En esta misma línea, el veto a TikTok se hizo oficial ya que se emitió una orden ejecutiva que prohibe realizar cualquier transacción o negocio con ByteDance -dueña de TikTok- a partir de los siguientes 45 días.

La medida llega luego de que en reiteradas ocaciones el mandatario de la Unión Americana hubiera lanzado cientos de acusaciones sobre espionaje y mal manejo de datos contra TikTok. Esa carta fue publicada poco después de la medida contra TikTok, a la que el presidente estadounidense califica como una amenaza para la seguridad nacional debido a los datos que recopila la aplicación.

“Esta recopilación de datos amenaza con permitir que el Partido Comunista de China acceda a la información personal y de propiedad de los estadounidenses. (…) potencialmente permitir que China rastree la ubicación de los empleados y contratistas federales, cree expedientes de información personal para el chantaje y realice espionaje corporativo”, señala esta carta, según Fox Business en Twitter.

Las acciones de Trump ya generaron una reacción por parte de TikTok. La plataforma emitió un comunicado en el que aseguró que no se están considerando los procesos y aspectos legales.

En el medio de esta polémica, se dio a conocer que TikTok vendería sus operaciones a Microsoft. Lo cierto es que ahora mismo parecen surgir nuevos potenciales compradores, en donde le nombre de Twitter ha comenzado a sonar con fuerza.

De acuerdo con un reporte entregado por Wall Street Journal, Twitter habría entablado pláticas preliminares con TikTok para quedarse con su negocio en Estados Unidos.

Tal como se lee en reporte entregado por el diario citado, “gente familiarizada con el asunto”  que las posibilidades sobre esta compra podrían ser importantes; no obstante, hasta el momento no se ha confirmado nada.

Aunque no se sabe nada sobre este supuesto nuevo acuerdo, se podría llevar a cabo un movimiento radical y altamente trascendental en el terreno de las redes sociales.

Twiter podrían entrar a una competencia mucho más directa con plataformas como Snapchat, Instagram y Facebook, no sólo en el terreno de la cantidad de usuarios.

Para la red social de Jack Dorsey esta compra supondría ganar fuerza en el terreno publicitario, espacio en el que desde hace ya varios años Twitter parece haber quedado relegada a manos de sus competidores.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.