El manejo de la información de los suscriptores en el último tiempo se ha tornado un tema de agenda. La pérdida de confianza y la caída del principal activo de las redes sociales- la información- se traduce en bajas en la valoración real.

Por citar un ejemplo, siguiendo con la línea anterior, luego de que el creador de Facebook testificara en el congreso, las acciones de la compañía cayeron un cinco por ciento.

Los números malos están llegando a Facebook, si sumamos los acontecimientos del último tiempo la red ha perdido unos 80 mil millones de dólares. Este caso no solo ha afectado a la red social de Zuckerberg, sino que también al resto de las plataformas ya que parece que los usuarios están dispuestos a castigar más duramente el manejo descuidado de su información.

En el camino de prevenir posibles complicaciones vinculadas con la inflación Twitter ha tomado una estrategia formidable, ya que anunció que aplicará restricciones a los terceros en el manejo de la información de los perfiles de la red.

En una primera instancia este accionar puede ser comprendido como una estrategia de la red social para que los usuarios se enfoque únicamente en las vías oficiales de utilización de Twitter y no se manejen con terceros.

De manera alternativa a la lectura mencionada del panorama, hay quienes creen la medida tiene el objetivo de controlar mejor la información de los usuarios y limitar el acceso que los terceros tienen de la misma.

Para varios analistas se le está presentado a la red social la posibilidad de avanzar y salir del estancamiento que ha experimentado en los últimos años.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.