Tres mujeres de la religión musulmana y de origen somalí, han presentado una denuncia contra Amazon por discriminación.

Tres mujeres pertenecientes a la religión musulmana y de origen somalí, presentaron una denuncia federal por discriminación contra Amazon en la que alegaron que enfrentan discriminación racial y religiosa en su trabajo en los almacenes de la empresa en Minnesota.

En las declaraciones, las tres mujeres dijeron que no se tomaban descansos para rezar, ayunar o incluso ir al baño por miedo a ser despedidas. La queja ha sido presentada a la Comisión por la Igualdad del Empleo.

La carta que se presentó como denuncia también explica que las condiciones de trabajo son lamentables, hay falta de aire acondicionado en los almacenes lo que hacía casi imposible para las trabajadoras musulmanas poder mantener el ayuno durante el Ramadan y a su vez la productividad en su trabajo.

Un portavoz de Amazon decidió hacer comentarios respecto a los detalles de la denuncia, dijo que la diversidad y la inclusión son centrales para su negocio y cultura de la compañía y que los trabajadores pueden rezar cuando ellos decidan. También dijo que “los descansos para rezar de menos de 20 minutos están pagados, y los trabajadores pueden pedir un descanso de más de 20 minutos para rezar sin salario por lo que las expectativas de productividad se ajustarían”.

Las tres denunciantes también cuentan que los trabajadores musulmanes de origen somalí y de África Oriental son habitualmente pasados por encima para promocionar a trabajadores blancos. Es decir, los trabajadores blancos reciben mejores trabajos y tareas.

La asociación de los abogados musulmanes busca que la Comisión de Igualdad de Empleo y Oportunidades, abra una investigación a partir de esta denuncia y que se haga responsable de cumplir las leyes que expresan que es ilegal discriminar a los empleados por su raza, religión, sexo o discapacidades.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.