Noviembre culminó de la mejor manera para Microsoft,  quien desde 2010 no se imponía ante Apple en la cotización de los mercados.

Tras una intensa lucha, Microsoft lo logró y consiguió superar por un estrecho margen la cotización del gigante tecnológico Apple quienes sufrieron una caída en sus acciones del 16% en el mes de noviembre, luego de presentar unos resultados que decepcionaron a los inversores.

Microsoft cerró la jornada con una valoración de 851.220 millones de dólares mientras que Apple cotizaba a 847.430 millones. Hasta los últimos días de la semana pasada se dudaba sobre la posibilidad de que Microsoft superase a Apple ya que los días previos no vislumbraba ninguna diferencia importante entre ambos rivales.

Lo cierto es que durante los últimos 12 meses el valor de Microsoft se ha incrementado en más de un 30% y su valor en bolsa se ha triplicado desde 2014 y el panorama se presenta más esperanzador todavía, ya que, de conseguir mantener el crecimiento hasta fin de año, sería la primera vez desde 2002 que la empresa encabece la lista de las compañías más valiosas del mundo.

Los expertos aseguran que una de las explicaciones por las que Microsoft consiguió un crecimiento anual del 30% se relaciona con el comercio bursátil, debido a que la compañía se ha mantenido mejor que otras empresas durante la venta reciente de las acciones tecnológicas. En cambio, a los inversionistas de Apple les preocupa una caída en las ventas del iPhone. Facebook y Google por su parte enfrentan ataques persistentes respecto a su papel en la divulgación de noticias falsas y teorías conspirativas; además hay preocupación por parte de los inversionistas de que sus políticas de privacidad puedan ahuyentar a los usuarios y a los anunciantes.

Microsoft también ha rediseñado sus populares aplicaciones de Office, como Word, Excel y PowerPoint, en una versión en la nube, Office 365. Esa oferta atiende a la gente que prefiere usar software como un servicio en internet y le da a Microsoft una ventaja competitiva en contra de otros proveedores de aplicaciones en línea como Google.

Por otra parte, en el negocio de la nube, la empresa ha logrado ubicarse como segunda mayor proveedora del mundo en este servicio luego de Amazon, quien también superó a Apple en la cotización de estas semanas.

Microsoft también se benefició por las cosas a las que renunció. Por ejemplo, a competir en el mercado de los teléfonos inteligentes. Pese a que la empresa adquirió los teléfonos móviles de Nokia en 2013, dos años más tarde decidieron no seguir en este mercado que ya tenía líderes muy bien posicionados con lo que no podía competir. Es así como en lugar de seguir en este mercado, optó por centrarse en el desarrollo de apps y de software para clientes corporativos.

Según los analistas, el crecimiento de Microsoft coincide con la llegada de Satya Nadella a la empresa, quien asumió el cargo de director ejecutivo de la compañía en 2014 en sustitución de Steve Ballmer. Desde su ingreso a la compañía Nadella se ha concentrado en hacer crecer a Microsoft en el negocio de la nube y se espera que esta tendencia positiva se mantenga ya que los analistas prevén que se produzca un alto crecimiento en el futuro para este tipo de servicios, y Microsoft se encuentra muy bien ubicado para aprovecharlo.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.