La matriz de la aplicación de mensajería Snapchat, Snap, arrancó la semana cotizando en mínimos históricos, hasta los 9,55 dólares por acción, después de que su jefe de estrategia, Imran Khan, haya anunciado que abandona la compañía para buscar “nuevas oportunidades”.

Los inversores no se han tomado bien la marcha de uno de los cargos de mayor responsabilidad de la empresa y a consecuencia de esta disconformidad las acciones llegaron a caer un 3,8%, llevando los títulos hasta los 9,55 dólares por acción.

En los últimos tiempos, la empresa ha sufrido la desconfianza de los inversores después de que el rediseño de la aplicación de mensajería no haya convencido a sus usuarios -como a Kylie Jenner, del clan de las Kardashian, quien lo criticó públicamente a través de Twitter hundiendo a la compañía en bolsa-. De hecho, perdió un 2% de sus usuarios entre el primer y el segundo trimestre de 2018, lo que supone 3 millones de usuarios diarios únicos activos menos.

Khan por su parte, informó a la empresa de su salida el pasado 6 de septiembre, aunque aún no hay fecha para su partida ya que, permanecerá en el cargo para facilitar la transición en el puesto.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.