La empresa de automóviles Toyota ha decidido suspender todas las pruebas con coches autónomos luego del trágico accidente en el que el vehículo de estas características atropelló a una mujer causándole la muerte.

El accidente no solo traerá consecuencias para la compañía responsable, sino que también pone en la cuerda floja a todo el sector. Por este motivo, la empresa Toyota ha decidido suspender las pruebas hasta que el asunto se aclare.

La compañía japonesa explica que el incidente no solo repercute a nivel de mercado, sino que también tiene un significado emocional que afecta, en cierta medida, a los conductores de las pruebas detrás de los testeos. Para evitar accidentes ocasionados por el trastorno, es mejor hacerse a un lado por un tiempo.

Este tiempo de espera, para la compañía, también funciona como un espacio para que los trabajadores reflexionen sobre las obligaciones y responsabilidades detrás de su trabajo y la importancia que tiene poseer extrema cautela.

El accidente se dio en la ciudad de Arizona cunado una mujer cruzó fuera de la zona indicada para peatones y el vehículo la invistió. Luego del accidente la víctima fue trasladada, pero falleció a causa de las heridas.


UBER: VEHÍCULO AUTÓNOMO TERMINA CON LA VIDA DE UNA MUJER

En la actualidad el caso está siendo investigado para determinar las causas y poner en tela de juicio el rol del conductor encargado de monitorear la situación en caso de que sucediera algún imprevisto. Por su parte, Uber establece que está dispuesta a colaborar con cada etapa de la investigación y que las pruebas con coches autónomos se han cancelado.  

El incidente vuelve a colocar sobre la mesa el tema de la seguridad de los vehículos autónomos. Por su parte Toyota es la primera empresa fuera de la compañía involucrada en paralizar las pruebas de coches autónomos. Pronto podría pasar con Tesla o Google.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.