Puedes que te preguntes “¿qué tengo yo que ver con una estrella de rock como Mike Jagger?” La respuesta es más de lo que pensás. Sus Majestades Satánicas nos enseñaron poses, gritos y movimientos rockeros, pero también dejaron por el camino implícitas “lecciones laborales” que hoy develaremos es esta nota. Porque no todo es rock: las mejores recomendaciones de un hito musical.

Lo primero que debes aprender de la banda es que buscar tu estilo y diferenciarte es algo en lo que tendrás que trabajar duro.

Ofrece lo que nadie ofrece. Esa es la clave. El mercado laboral es amplio y abunda la gente preparada, pero, ¿proliferan profesionales con cualidades especiales? La respuesta es sí. Encuentra tu rama y busca un factor X (sin necesidad de que cantes).

De igual modo, debes hacer irrelevante a tu competencia. ¿Cómo? Tras salirte de los marcos preestablecidos en la industria, Jagger y su banda destacaron por su arrojo y actitud que según ellos “los hacían los mejores de la música rock”.

Así, autoproclamarte un producto exclusivo te hará jugar en otra liga. Un ejemplo actual sería la rivalidad ‘low cost’ de los ‘smartphones’ actuales y los elevados precios de iPhone.

Cuida a la gente que apoya y mantenlos fieles. Así, sus Majestades del rock cuidaron sus relaciones laborales con sus fans de forma cercana en su etapa inicial. Recuerda que el boca a boca es la forma de propagación publicitaria más efectiva hasta la fecha.

Sé constante y no subestimes las nuevas promesas en el mercado. Conocer tu competencia y tenerla en cuenta es algo básico. La banda no se ha retirado en 50 años de éxitos, sin embargo conocen quiénes son los nuevos fenómenos. Mantenerte activo y en el mercado es fundamental.

El mercado laboral no tiene edad, así lo demuestra Jagger con sus más de 70 años. De hecho, si eres muy bueno en lo tuyo, tu elevada edad jugará un papel a tu favor en la búsqueda de empleo ya que aportas seguridad y confianza a la empresa.

Por último, y no menos importante, no te conformes. Puede que este sea el lema más conocido de los Rolling Stones: “I can’t get no satisfaction”. No aceptes la primera oferta, siempre habrá alguna mejor. Y es que si el himno rock así lo dicta, es por algo.

Fuente Forbes

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.