Musk sorprende a Wall Street con la posible retirada de Tesla de bolsa. El anuncio desconcertó a los inversores y las acciones de la compañía se dispararon un 11%.

Al mejor estilo del presidente estadounidense Trump, Elon Musk ha anunciado su intención de sacar a Tesla de los mercados. El  fundador de la marca de vehículos eléctricos anunció su posible retirada de la bolsa de valores vía Twitter. Para los allegados de Musk, este anuncio fue desconcertante pero lo tomaron como un chiste ya, que el fundador de Tesla, suele hacer bromas en tanto a la situación económica de la empresa y demás. Por lo tanto pensaron que el aviso era solo un chiste de mal gusto.

Aunque Tesla inicialmente no emitió ningún comunicado, su fundador siguió dando detalles de su idea por la misma vía, explicando que “los accionistas podrían vender sus acciones a 420 o quedárselas y pasarse a privado”, es aquí cuando las “bromas” dejaron de ser graciosas.

Los mensajes desataron una importante subida del valor de las acciones, de más de un 7%, y sobre las 13.00 hora local pasaba desde los 355,50 dólares por acción a casi 362 en cuestión de 5 minutos.

El Consejo de Tesla ha comunicado que se han reunido varias veces para estudiar la petición del fundador y consejero delegado de la compañía, Elon Musk, de sacar los títulos de cotización. Pero luego de los polémicos posteos, las negociaciones parecen acabarse y Musk busca respuestas.

Luego de publicar este comunicado en las redes sociales, , Musk, envió un correo electronico a sus empleados y afirmó que el respaldo económico para la operación está asegurado, y que tendría que recibir el visto bueno de los accionistas. Argumenta que los motivos para excluirla de la bolsa es evitar las “distracciones” que puede suponer la volatilidad de la empresa, así como tomar las mejores decisiones a largo plazo sin tener la presión de los inversores.

Además, en el mismo email, señala que estar en bolsa “significa que hay un gran número de personas que tienen incentivos para atacar a la compañía”.

El valor de Tesla es en la actualidad de unos 58.070 millones de dólares, pero si se consiguen vender las acciones a los 420 dólares, alcanzaría los 70.000 millones de dólares.La operación, además, sería la mayor compra de acciones privadas de la historia, y supondría liberar a la empresa de ciertas presiones, como el constante análisis público a la que está sometida y el tener que revelar cada trimestre sus resultados.

«En la segunda mitad de 2018, esperamos, por primera vez en nuestra historia, llegar a ser rentables de forma sostenida y lograr un flujo de caja positivo», aseguró Musk hace ya tiempo. Pero, lo que despierta más interrogantes en su anuncio es que lo hace días después de que Tesla mostrara unas pérdidas semestrales de 1.427 millones de dólares, un 114% más que en el mismo período del año previo. Lo que hace que la compañía acumule por decimoquinto año, pérdidas consecutivas.

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.