No se trata de un pronostico realizado por analistas del mercado o una jugada empresarial, el propio Elon Musk -propietario de la firma-,informó que a Tesla le restan 10 meses de existencia en relación con el dinero que posee actualmente.

Tras los pasados resultados financieros donde Tesla presentó pérdidas por 702 millones de dólares, Elon Musk lanzó un nuevo plan de recorte de gastos antes de que la compañía se encuentre ante una situación más complicada. Pese a los 2.700 millones de dólares que recibió en los ultimo meses, los cálculos aún no cierran y las medidas deben ser tomadas lo antes posible.

En comunicado que envió Musk a sus colaboradores, indicó que: «Todos los gastos que salgan de nuestra cuenta bancaria serán revisados de ahora en adelante», siendo esta, una de las medidas que se han dado a conocer por parte de la directriz corporativa.

Además, dentro de este mismo e-mail, el empresario aseguró que la cantidad de dinero con la que Tesla cuenta hoy en día, le permite subsistir solo durante los próximos 10 meses. Lo que encendió alarmas, ya que la empresa podría dejar de existir en menos de un año.

Musk explicó que él y el nuevo director financiero, Zach Kirkhorn, serán los encargados de revisar y firmar todos y cada unos de los gastos de Tesla. Esta medida fue clasificada como «hardcore», pero Musk cree que es necesaria para que la compañía siga adelante sin tener que reducir el ritmo de producción o posponer otros proyectos.

«Esto es ‘hardcore’, pero es la única manera de que Tesla sea financieramente sostenible y tenga éxito en nuestro objetivo de ayudar a hacer que el mundo sea ambientalmente sostenible», aseguró el magnate.

Desde el pasado 2018 Tesla comenzó a tomar diversas medidas a fin de reducir costos y convertirse en una compañía más rentable. En dos ocasiones optó por reducir el personal activo de la empresa, con despidos masivos del 7 y 9 % del total de su planilla de trabajadores. Al mismo tiempo aplicó otras medidas, como bajar el precio de sus unidades.

Tras filtrarse el contenido de los e-mails, las acciones de Tesla comenzaron a caer. Durante la jornada de ayer, los títulos de la empresa reportaron un caída del 7,5% ubicando el valor de la acción en 195,25 dólares, una cotización que no se veía desde hace dos años.

De todas formas, al cierre de la jornada, la empresa de automóviles eléctricos ya había recuperado parte de lo perdido, ubicando el valor de la acción en 205,35 dólares.

 

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.