Las prácticas sostenibles se amoldan a los hábitos de compra y a las decisiones de consumo, sobre todo, en los más jóvenes

Los nuevos consumidores asimilan una forma responsable de adquirir productos, en un mercado que, se ve inundado de marcas sostenibles. De esta forma, los consumidores piden a que las empresas se responsabilicen y cumplan con estándares en términos de un prpósito medioambiental, de valores y significado sostenible.

Es la Generación Z la que está impulsando este nuevo cambio social y de consumo consciente. Un estudio realizado por First Insight, destacó que los consumidores estadounidenses están implementando prácticas sostenibles, impactando en los hábitos de compra. Este estudio apunta a una creciente expectativa de modelos sostenibles, sobre todo con una generación nacida entre 1995 y 2012 que toma decisiones de compra basadas en prácticas sostenibles. También la Generación X (1965-1974) y los millennials (1980-1994) se suben a este carro.

Marcas sostenibles 1

Entre estos resultados se entiende que la mayoría de los compradores de la Generación Z, que es el 62%, prefiere comprar marcas sostenibles y que están dispuestos a pagar más por ello. De hecho, es esta generación y la Millennial en ser más propensos a tomar decisiones de compra basadas en valores y principios personales, sociales y medioambientales. Sin embargo, solo el 39% de los Baby Boomers están de acuerdo, apareciendo así una gran división entre Baby Boomers y las generaciones más jóvenes.

En cuanto a los lugares donde se pueda aquirir el producto, el e-commerce crece a pasos agigantados. El 59% de la Generación X, el 63% de la Gneración X, el 64% de los Millennials, y el 52% de los Baby Boomers, afirmaron que compran en mercados secundarios porque incluyen productos reciclados, reventa, permutas de ropa y mercados de igual a igual.

En el caso de buscar la compra de artículos usados, la mayoría de ese tipo de compras aún se realizan en la tienda física en vez de online. En el caso de los Baby Boomers, únicamente el 36% compra artículos usados. Por otro lado, la reventa es más popular entre los más jóvenes, incluyendo a la Generación X, que entre los más mayores. Los intercambios de ropa, por su parte, son los minoristas menos atractivos para ninguna de las generaciones.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.