startup-institute-class

Con valores multimillonarios en el mercado privado, compañías como Uber, Airbnb o Snap, se postulan como algunos de los unicornios, como se conocen a las startups que superan un precio de 1.000 millones de dólares según sus captaciones de capital, se postulan como algunas de las favoritas para estrenarse en bolsa el próximo año. Precisamente, Snap, la matriz de Snapchat, co-fundada por Evan Spiegel y Bobby Murphy, ya ha presentado la documentación necesaria para preparar su operación pública de venta.

La compañía, que espera alcanzar los 1.000 millones de dólares en ingresos publicitarios en 2017, cuenta en estos momentos con un valor aproximado que oscila entre los 20.000 y los 25.000 millones de dólares en el mercado privado. Una cifra superada por Uber, hasta ahora el unicornio más valioso del planeta, con una valuación de 68.000 millones de dólares. No lejos está Airbnb, cuyo precio se acomoda en los 30.000 millones de dólares.

Tras el aséptico año que dejamos atrás en lo que a salidas a bolsa se refiere, con una recaudación en EEUU que sólo alcanza los 18.800 millones de dólares, un 37,9% menos que 2015, los inversores esperan ansiosos que compañías como las anteriormente mencionadas se decidan a cotizar públicamente. Sin embargo, la consultora CB Insights considera que hasta un total de 369 startups cuentan con el potencial de estrenarse a bolsa. En 2016 sólo de han registrado un total de 14 OPVs tecnológicas frente a las 19 registradas en 2015, una cifra también considerada tímida.

Utilizando lo que la firma describe como Mosaico, un algoritmo que tiene en cuenta un amplio rango de factores, desde sentimiento de los consumidores, contrataciones o fortaleza financiera, CB Insights ha elaborado un listado con los unicornios que tienen más probabilidad de dar el salto bursátil en 2017. “Hemos tenido en cuenta factores como la madurez de la compañía, su historial de recaudación de capital y valuación así como menciones en los medios de comunicación, si tienen un director financiero y otras señales que indiquen una potencial salida a bolsa”, explica Matt Wong, analista de CB Insights.

2017-tech-ipo-pipeline-pre-release-final-pdf-4-800x413

La conclusión a la que llega esta consultora es que entidades como Qualtrics, Blue Apron, Zuora, Okta y Pluralsight, son las startups con más probabilidades recaudar capital en los mercados de renta variable convencionales. Qualtrics se ha convertido en una de las favoritas después de que la compañía nombrase a un directivo de Microsoft, Zig Serafin, como si director financiero el pasado otoño. La entidad especializada en el análisis de datos ha recaudado más de 150 millones de dólares de firmas de capital de riesgo como Accel Partners, Insight Venture Partners y Sequoia Capital.

Al mismo tiempo, Blue Apron, con sede en Nueva York, tampoco decepciona. Con unos ingresos que alcanzaban casi los 1.000 millones de dólares a comienzos de este año, este unicornio especializado en el reparto a domicilio de recetas y sus ingredientes cuenta entre sus inversores con Bessemer Venture Partners, First Round Capital y Stripes Group, que han inyectado hasta 193 millones de dólares a esta startup.

Por su parte, Zuora, fabricante de software, ha captado hasta 240 millones de dólares de entidades como Benchmark,Shasta Ventures, Redpoint Ventures, Greylock Partners e Index Ventures. Okta, que contrató los servicios de Goldman Sachs a comienzos de año para explorar una posible salida a bolsa, ha recaudado hasta 230 millones de dólares de compañías como Greylock Partners, Andreessen Horowitz y Khosla Ventures. Esta compañía desarrolla software para gestionar identidades y redes de seguridad. La plataforma de educación Pluralsight se ha hecho ya con 240 millones de dólares gracias a las inversiones de Felicis Ventures, GSV Advisors, Iconiq Capital e Insight Venture Partners.

El repunte en las salidas a bolsa podría verse fomentado por la caída en la financiación que hasta ahora a permitido a muchos de estos unicornios permanecer en la sombra del mercado privado. Muchas entidades de inversión como fondos de cobertura o gestoras como T. Rowe Price y Fidelity, han reducido sensiblemente su exposición a este tipo de inversiones que imitan a los fondos de capital de riesgo. De hecho, las dos gestoras mencionadas han tenido que descontar parte de sus inversiones en Uber y Dropbox. “Puede que veamos que las compañías que salgan a bolsa cuenten con valoraciones más bajas”, advertía Wong en su informe.

ElEconomista

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.