La sustentabilidad es una tendencia clave en packaging, debido a la necesidad que tiene el consumidor de estos envases como los de Coca-Cola

El packaging tiene que ser un elemento práctico para el consumidor. Es por esto, que las marcas se centran en nuevas propuestas sustentables a la hora de hablar de envoltorios.

Esto ha abierto la puerta al desarrollo de pautas que ayudan a reducir el impacto que las marcas tienen en el ambiente tal como lo ha hecho Coca-Cola y otras marcas, que han buscado reducir su impacto.

Coca-Cola y la sustentabilidad de sus envases

Coca-Cola es la empresa líder en el mercado de bebidas. De esta manera, este liderazgo ha hecho posicionarse siempre del lado de las consumiedores y sus necesidades. Hoy en día, la responsabilidad de la sustentabilidad es un tema que se encuentra en el usuario. De esta manera, la marca comenzó a tratar el tema de los envases plásticos: una medida sustentable. Bea Perez, responsable de sustentabilidad de Coca-Cola declaró las siguientes palabras sobre el tema:

«La contaminación por plásticos es un problema que preocupa a la sociedad. Es importante que los residuos de envases de bebidas sean depositados de manera adecuada para que no se conviertan en un residuo.

Por ello, reconocemos que tenemos una responsabilidad en trabajar de manera conjunta con todos los actores en un esquema de responsabilidad compartida donde cada uno hacemos lo que nos toca.

Los envases de PET cumplen con un rol de inocuidad al conservar nuestras bebidas en condiciones óptimas para el momento de consumo y de practicidad al poder llevarlas con nosotros en todo momento.

En nuestro portafolio hemos innovado con diferentes envases y tecnologías que buscan reducir el impacto ambiental y aumentar la vida de los empaques en un esquema de economía circular, por lo que tenemos distintas opciones de envases que incluyen vidrio, plástico y aluminio, asimismo impulsamos el concepto de retornables y soluciones sin envase.

No hay envases buenos y malos, todo depende de qué hacemos con ellos una vez que son utilizados. En el caso del PET, cuenta con varias ventajas frente a otros empaques: es ligero, reusable, reciclable y tiene una menor huella de ambiental. El PET es un claro ejemplo de lo que es la economía circular y de lo que es el compromiso de la compañía».

Otras marcas que optan por la sustentabilidad

Marcas como SaltWater Brewery diseñaron un elemento, que se ha convertido en pieza central de su estrategia de branding.

La cervecera ideó unos anillos que sirven para sostener el six-pack de latas de cervezas, el cual está hecho de material comestible, que puede desintegrarse en caso de llegar al mar y no solo eso, es comestible, por lo que se convierte en alimento para peces y animales marinos.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.