El juego entre los Patriots de Nueva Inglaterra y los Rams de Los Angeles, vivido el pasado fin de semana,  fue el Super Bowl menos visto en los últimos 10 años.

Con un promedio aproximado de 98.2 millones de espectadores en la cadena CBS de Estados Unidos, el número de audiencia está por debajo de los 98.7 seguidores de la NFL que vieron el Super Bowl de 2009 y tuvo 5% menos espectadores que el encuentro del año pasado entre los Eagles de Filadelfia y los ‘Pats’, que contó con 103.4 millones.

Por otra parte, el juego de este año promedió 100.7 millones de espectadores entre los que lo vieron por televisión o alguna plataforma digital.  Este es el cuarto año consecutivo que el número de audiencia disminuyedesde que estableció un nuevo récord en 2015 con 114.4 millones, cuando los Patriots de Tom Brady vencieron a los Seahawks de Seattle.

Además, no solo el numero de televidentes descendió , sino que al derrotar New England Patriots a Los Angeles Rams por 13-3,  se constató el encuentro con menos puntos en el marcador en los 53 años de historia del Super Bowl.

«Sufrió por no ser un muy buen partido. Una derrota de 13 a 3 con los Rams apenas montando un show realmente no ayudó a los números», dijo la agencia Fitch Ratings. Pero incluso con una audiencia menor, «será de todos modos un beneficio para los ingresos por publicidad para la CBS», agregó la agencia. Los anuncios comerciales promediaron los 5,2 millones de dólares por un espacio de 30 segundos.

En asuntos de publicidad fueron innumerables las grandes marcas que accedieron a pagar la millonaria cifra para tener 30 segundos de relevancia en el juego. Pero un gran error por parte de la NFL le quitó notoriedad a las marcas y dejó boquiabierta a la audiencia.

A través de NFL Network, el canal televisivo de la liga, se transmitió erróneamente un comercial donde se declara a New England como los campeones del Super Bowl LIII, antes de que se diera a conocer el resultado final del partido. En el anuncio se observan imágenes de los jugadores de la franquicia y aficionados celebrando. El motivo del metraje es vender la mercancía oficial de los campeones.

Pese a que seguramente también haya una pieza similar en donde se declare ganadores a los Rams, no obstante, el error dio como ganador a los Patriots causó revuelo en redes sociales y reavivó viejas polémicas de las supuestas ayudas que le ha otorgado la NFL al actual equipo ganador.

Gran parte de la audiencia calificado este hecho como la “filtración del ganador”, lo que impacta de forma directa en la credibilidad que tiene este partido, por lo que este error puede hacer más complicado el camino para llegar a la meta de incrementar el interés de los públicos ante el evento deportivo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.