El director pretende evitar que películas como Roma estén presentes en las futuras ediciones de los Óscar.

Steven Spielberg tiene la intención de que la Academia cambie las reglas para que las películas distribuidas mediante plataformas de streaming o bien, que durarán poco tiempo en cartelera no puedan competir por un Oscar.

Aunque el reconocido director no ha referido expresamente a Netflix, lo cierto es que las declaraciones dejan en claro la oposición de Spielberg a cintas como Roma que en la última edición de los Oscar se coronó con tres estatuillas.La normativa actual recoge que para que una cinta sea candidata a los Óscar es necesario que se proyecte en cines de Nueva York y Los Ángeles durante al menos una semana.

Endurecer estos requisitos mínimos es una medida que afectaría no solo a las producciones de las plataformas de streaming sino también, a muchas películas independientes, sobre todo aquellas que cuenten con un menor presupuesto y de habla no inglesa, que luchan cada año por formar parte de los galardones más deseados del cine.

Ante estos planteos del Director, Netflix respondió en su cuenta de Twitter, un mensaje donde asegura que proporciona herramientas para que los cineastas puedan compartir su arte.

“Amamos el cine. Aquí otras cosas que también amamos:
-Acceso a personas que no se pueden pagar (una entrada) o viven en ciudades sin cines.
-Permitir que todos en todo el mundo disfruten estrenos al mismo tiempo
-Proporcionar a los cineastas otras formas de compartir su arte.
Estas cosas no se excluyen mutuamente», escribió la plataforma.

 

 

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.