Por 16 años, el ejecutivo fue parte del equipo de Apple y lideró estrategias de comunicación de la empresa

No todas las salidas de alto nivel en las compañías son escandalosas. Existen muchas razones por las que un directivo podría querer abandonar su puesto y una de estas razones puede ser para abrirse a un nuevo camino profesional. 

En los últimos cinco años, Steve Dowling, dirigió las de comunicaciones de Apple, tras haber estado 16 años trabajando en la compañía. Dowling, escribió una carta que fue enviada al personal de la empresa que decía: «ya es hora». En la carta indicaba que planeaba tomarse un tiempo libre por lo que permanecerá en la empresa hasta finales de octubre.

Como se mencionó, Dowling trabaja en la compañía hace más de 15 años. Antes de encargarse de las comunicaciones, desempeñó el rol de jefe de relaciones públicas corporativas de Apple. Se ocupó de la comunicación de Tim Cook como CEO luego de la muerte del fundador Steve Jobs, así también de la de los nuevos lanzamientos, incluyendo los de la semana pasada.

«Después de 16 años en Apple, innumerables notas clave, lanzamientos de productos y las ocasionales crisis de relaciones públicas, he decidido que es el momento adecuado para alejarme de nuestra notable compañía (…) Esto es algo que ha estado en mi mente por un tiempo, y que tomó más fuerza durante el más reciente – y para mí el último – ciclo de lanzamientos. Sus planes están establecidos y el equipo se está ejecutando brillantemente como siempre. Entonces, es hora «, indicó el ejecutivo.

Si hablamos de casos de grandes ejecutivos, este no es el peor. En Nissan, el escándalo de Carlos Ghosn sigue provocando renuncias en masa. Y los casos de Walmart y Uber no se olvidaron fácilmente: súbitamente se vieron sin un director de marketing en un momento crucial del negocio. 

De todas formas, Apple ya pensó en una salida de momento. El jefe de marketing, Phil Scheiller tomará el puesto de Dowling y según fuentes cercanas de Apple se reconsiderará a personas internas y externas para asumir este puesto. Por otra parte, Dowling afirma sobre su lealtad a la empresa de la manzana: «Mi lealtad a Apple y su gente no conoce límites. Trabajar con Tim y este equipo, lograr todo lo que hemos hecho juntos, ha sido lo más destacado de mi carrera. Quiero agradecerle por su arduo trabajo, su paciencia y su amistad».

En este sentido, ¿sería prudente hablar de una crisis de marca dentro de Apple? Ciertamente existen algunas características misteriosas. La compañía está pasando por un importante periodo de transformación en su modelo de negocio, abandonando la venta de iPhones y la comercialización de servicios. 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.