El máximo responsable de Starbucks, Howard Schultz, ha anunciado que la compañía planea contratar 10.000 refugiados en todo el mundo en el curso de cinco años, tras la orden sobre inmigración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Según Schultz, la medida gubernamental le ha dejado “apesadumbrado”.

collage
El pasado viernes Trump emitió una orden que suspendía la admisión de refugiados en Estados Unidos por 120 días y prohibió la entrada de ciudadanos de siete países predominantemente musulmanes por 90 días. La directiva ha sido criticada por Canadá y Alemania, países aliados de Estados Unidos.

Starbucks está en contacto directo con empleados afectados por la prohibición en materia de inmigración y hará “todo lo posible para darles apoyo y ayudarlos a atravesar este periodo confuso”, dijo Schultz en una carta a empleados publicada en la web de la cadena de cafeterías. Schultz también dijo que tanto él como el director de operaciones, Kevin Johnson, quien asumirá el cargo de máximo responsable ejecutivo este año, comenzarán a comunicarse con los trabajadores más frecuentemente.

588e93e6975f7.image

“Escucho la alarma que expresan la civilidad y los derechos humanos que hemos dado por descontado por tanto tiempo están siendo atacados, y queremos usar una forma de comunicación más veloz y más inmediata para relacionarnos con vosotros en asuntos que nos conciernen a todos como socios”, escribió Schultz.

Starbucks “seguirá invirtiendo” en México

Asimismo, Schultz se ha manifestado como firme partidario del programa “Dreamers” (“Soñadores”), diseñado para ayudar a los inmigrantes que llegan a Estados Unidos de niños. “Estamos viviendo en una época sin precedente, en la cual somos testigos de cómo la conciencia de nuestro país, y la promesa del ‘Sueño americano’, se pone en entredicho”, dijo.

Sobre la polémica entre Trump y México, Schultz escribió que la empresa tomará medidas para “ayudar y d ar apoyo a nuestros clientes y socios mexicanos y sus familias mientras lidian con el impacto que las sanciones comerciales, restricciones de inmigración e impuestos propuestos que podrían tener en sus negocios”. Starbucks “seguirá invirtiendo” en México, escribió.

Google dona cuatro millones a asociaciones pro-derechos del inmigrante

En otra respuesta a las medidas de Trump, el gigante tecnológico Google ha lanzado un fondo de cuatro millones de dólares que irán destinados a donaciones a cuatro organizaciones estadounidenses comprometidas con los derechos de los inmigrantes.

Dos millones de dólares son aportados por la compañía y otros dos millones proceden de las donaciones de empleados, según ha avanzado USA Today. A este fondo se unen las aportaciones particulares de varios ejecutivos de Google, cuyos nombres no han trascendido.

Las entidades que recibirán los cuatro millones son la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU), el Immigrant Legal Resource Center, el Comité Internacional de Rescate (IRC) y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR/UNHCR).

El sector, en alerta

Apple, Microsoft, Netflix, Uber, Airbnb y Facebook son algunas de las que también han declarado su rechazo a las medidas de control de acceso de Trump. Parte de sus empleados son inmigrantes, incluso algunos proceden de los países incluidos en la orden ejecutiva.

En este sentido, el presidente de Microsoft, Brad Smith, ha enviado una misiva a sus empleados para comunicarles que 76 de sus compañeros se verán afectados por la medida, por lo que la compañía les proveerá de asistencia y defensa legal. El correo ha sido compartido por Satya Nadella, CEO de Microsoft, quien también es originario de la India.

56d382ff-98f4-4f3c-bb22-9a8e286f105b

Mark Zuckerberg, por su parte, ha emitido un comunicado en el que recuerda el papel de la inmigración en la creación del país. “Mis bisabuelos vinieron de Alemania, Austria y Polonia. Los padres de Priscilla fueron refugiados de China y Vietnam. Estados Unidos es una nación de inmigrantes, y debemos estar orgullos de ello”, declara.

El CEO de Apple, Tim Cook, ha asegurado que no apoyan la política y que la compañía prestará asistencia legal a aquellos empleados que se vean afectados. Igualmente, ha recordado la importancia de la inmigración, en el origen de Estados Unidos y de la propia Apple, siendo el mismo cofundador, Steve Jobs, hijo de inmigrantes sirios.

La Vanguardia

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.