Starbucks busca ofrecer una mejor experiencia al cliente con su nuevo movimiento.

Starbucks no quiere ser alcanzado por ninguno de sus competidores y por ello es que está planteando un nuevo movimiento para sacarles ventaja. La empresa estableció un acuerdo con Brightloom, una compañía tecnológica especializada en software para restaurantes.

A pesar de que la empresa está presente en más de 80 mercados a nivel global, menos de la mitad tiene disponible su aplicación y solo 8 de ellos cuentan con la modalidad de pago.

Starbucks pretende proporcionar a las compañías que tienen establecimientos con su marca, la tecnología necesaria para facilitar pedidos, pagos, información personaliza y ofertas.

Actualmente esto se encuentra funcionando en Estados Unidos pero planean expandirlo a otros países. El objetivo es ir un paso más delante de sus principales competidores, McDonald’s y Costa Coffee.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.