Las masas viscosas y de colores dejó de ser un mero entretenimiento para los más pequeños de la casa y se volvió un negocio que factura millones.

Zimpli Kids, proveedor de slime y del polvo para hacer la mezcla, ha experimentado en los últimos años un crecimiento exorbitante. «En 2016 crecimos más del 300%. En 2017 crecimos un 60%. Y a punto de terminar 2018, registramos un aumento del 35%», dice Paul Jackson, vocero de la compañía. Es más, para satisfacer la demanda mundial, la empresa ha tenido que trasladar sus instalaciones a un espacio más grande.

Pero el negocio del slime no solo se da en las fabricas, Izzy Suss es una niña de 12 años, que creó Slime’s On The Rise, un negocio online que fabrica y vende esta atractiva pasta en todos los formatos y colores donde parte de su éxito se debe a los 5.000 seguidores que ha ganado en Instagram, donde la demanda de slime no para de crecer.

La masa se ha vuelto tan popular que al buscar cómo hacer slime en el buscador, aparecen aproximadamente 181 millones de resultados. Lo mismo ocurre con YouTube o Instagram.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.