El Marketing Directo es aquel tipo de marketing que busca el contacto directo e inmediato con el usuario o posible comprador para así promover un producto o servicio a través de un contacto directo, como puede ser el buzoneo, el mailing o el telemarketing. Además presenta 5 grandes ventajas: personalización, fidelización, medición, interactividad y cambio del canal de distribución.

Así que si te decides a utilizar este tipo de marketing, deberías saber que puedes hacerlo a través de 6 fases diferentes, que son las siguientes:

1. Planificación de la estrategia

Toda acción de marketing debe ir precedida de una previa planificación, para que así tu estrategia vaya por buen puerto.

2. Marcar objetivos

La consecución de objetivos es primordial a la hora de hacer Marketing Directo. Antes de nada, tienes que saber qué es lo que quieres conseguir.

3. Elección de tu target

Cuando ya sepas cuáles son tus objetivos, deberías determinar tu target o público al que quieras llegar. Y es que, dependiendo del público al que quieres vender tus productos o servicios, usarás una u otras herramientas.

4. Selección de herramientas a desarrollar

Como ya hemos dicho, estas serán las técnicas con las que vas a poder llegar a tu público objetivo para así cumplir tus objetivos. En Marketing Directo, las herramientas más usadas son::

  • Email marketing.
  • Prensa, radio y televisión.
  • Internet.
  • Correo postal.
  • Buzoneo.
  • Venta por catálogo.
  • Telemarketing.

5. Desarrollo de acciones

Aquí es ya donde vas a poner en marcha todo lo que anteriormente has planificado. Por tanto, todo lo anterior, debes tenerlo bien claro.

6. Medición de resultados

Y el último paso, aunque no menos importante, es la medición de los resultados de tu campaña de Marketing Directo. Aquí, es cuando vas a saber si tu trabajo, ha valido la pena, para así repetirlo en el futuro o para analizar qué es lo que ha fallado.

Fuente Merca20

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.