La brecha salarial entre hombres y mujeres siempre ha existido y desde hace ya unos años se lucha por conseguir la igualdad para ambos géneros.

La diferencia de sueldos entre mujeres y hombres a nivel ejecutivo existe, eso dicen los estudios. Pero a la hora de buscar razones, éstas son difíciles de identificar de una manera concreta y caen en una cadena de factores sociales y culturales que van más allá de los números.

Según el Informe Global sobre la Brecha de Género 2018, producido por el Foro Económico Mundial, donde se presenta una imagen clara del estado de los derechos de las mujeres en términos de política, economía y educación, aún siguen existiendo brechas entre los géneros.

Para realizar el informe, el Foro encuestó a 149 países de los cuales 88 de ellos han mostrado un avance en materia de igualdad ya sea a nivel empresarial como también político y se estima que la brecha global de género tardará más de 200 años en cerrarse.

Según este mismo informe, en asuntos políticos la igualdad podría lograrse en 107 años, pero en tanto a la igualdad salarial, se espera que la diferencia se pueda saldar en 202 años.

El informe más reciente de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) indica que la brecha global de ingresos entre hombres y mujeres se acerca al 20%. El trabajo analiza una serie de temas relacionados con la participación de las mujeres en el mundo laboral y encontró, por ejemplo, que ellas representan menos del 35% de los puestos gerenciales a nivel global.

En la actualidad,  solo 17 de los 149 países analizados en el Informe Global de Género, tienen a una mujer como jefa de Estado, un poco más del 11%. «En los últimos 50 años el promedio de permanencia de una mujer como jefe de Estado o primer ministro en los 149 países ha sido de solo 2,2 años», señala el informe. Uno de los países que sobresale en este campo es Ruanda, que tiene la mayor proporción de mujeres en el parlamento del mundo: el 61,3%.

Al mismo tiempo, estas diferencias entre hombres y mujeres se debe a que al rededor del mundo, el acceso a la educación es mucho mas fácil para el sexo masculino que el femenino. Según el Foro Económico Mundial, 44 países mostraron una tasa de analfabetismo femenino superior al 20%. Sin embargo, la brecha de género en la educación global podría erradicarse en 14 años.

¿Qué sucede en Uruguay?

A principios del 2018 la consultora en recursos humanos Adecco, presentó un informe donde aseguran que la brecha salarial en Uruguay se ha ido achicando y que nos encontramos en el puesto 74  de los 119 países considerados en el estudio.

Aunque aún hay brecha salarial entre los géneros, Uruguay ha ido mejorando en estos asuntos ya que según informes de Cepal, Ferrere y Adecco, Uurguay pasó de tener una brecha del 28% en los años 90’s a tener un 23,9 % en 2017. Este último porcentaje indica que, a modo de ejemplo, si un hombre y una mujer comenzaran a trabajar el 1° de enero en el mismo cargo, la mujer cobraría a partir del 28 de marzo por lo que trabajaría gratis los primeros 87 días del año.

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.