Si piensas que tu formación no va a ser la solución a los problemas del día a día en cuanto a trabajo se refiere, no estás solo. Mientras que la educación tradicional es importante y ha de valorarse, no nos enseña tanto como debería. Si eres Millennial, has vivido esta transición recientemente, o la estarás viviendo ahora mismo. Conocemos los valores de los Millennials, así como el hecho de que ponen su compromiso más allá del matrimonio de su carrera laboral.

iStock_000048404266_Large

Esto significa que quieren diversidad a la vez que son capaces de tener un trabajo estable para pagar las facturas, y también puede ser que muchos de ellos se encuentren en estos trabajos para cumplir sus sueños de convertirse en emprendedores. Ya sabemos lo que buscan en un trabajo, pero no sabemos tanto sobre sus miedos y sus interrogantes, y muchos de ellos residen en la falta de preparación por parte de las universidades.

Si has estudiado en una universidad, sabrás que muchas veces vas a clase con la sensación de que en cierta parte vas a perder el tiempo, porque quizás el profesor no pone entusiasmo para impartir la asignatura, o simplemente crees que esa asignatura no te va a servir de nada y no entiendes su razón de ser. Pero sobre todo, lo que más nos quema es la falta de compromiso, cómo vamos a mostrar interés y a aprender si la persona que nos tiene que enseñar muestra el interés mínimo.

Por ello, entre otras cosas, es por lo que no el sentimiento del emprendedor no destaca entre muchos Millennials. Cuando terminas tus estudios es el momento en el que te empiezas a plantear tu vida, necesitas saber dónde vas a acabar, o si te vas a atrever a cumplir tu sueño. El problema es que sentimos que no estamos preparados para ello, porque no tenemos los medios suficientes.

Por tanto, lo mejor que puedes hacer como Millennial es eliminar el pensamiento de que no eres capaz, o de que no estás lo suficiente formado. “Caminante no hay camino, se hace camino al andar.” Todas las generaciones han sido capaces de emprender, con o sin estudios, con o sin experiencia. Es necesario contar con un sentimiento y una confianza plena en nosotros mismos y en nuestras capacidades, si no somos capaces de contar con ello, el fracaso nos esperará a la vuelta de cada esquina.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.