Una empresa dedicada a la minería en Canadá encontró una gema de 552 quilates.

La piedra preciosa fue encontrada en octubre en la mina de diamantes Diavik, en el noroeste de Canadá, específicamente 215 kilómetros al sur del Círculo Polar Ártico. Se trata de una gema amarilla de 552 quilates que superó el récord anteriormente marcado por la piedra Foxfire, encontrada en 2015.

El Foxfire, un diamante de 187,7 quilates de 2.000 millones de años desenterrado también en la mina Diavik, se exhibió en museos y centros expositivos de todo el mundo.

La piedra encontrada -que mide 33,74 por 54,56 milímetros- no se venderá en su forma rugosa actual, sino que se cortará y pulirá en las próximas semanas, informó la empresa minera. Aún no existen estimados sobre el valor de la piedra, pero el Foxfire -que finalmente se cortó en dos aretes en forma de pera- fue subastado recientemente por 1,5 millones de dólares, lo que lleva a pensar que esta nueva gema costará mucho más.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.