Luego de la noticia de la muerte del artista a sus tempranos 28 años, la industria de la música se vio conmocionada. Ahora se conocen las causas de su muerte que mucho tienen que ver con las reglas de juego de la industria. 

El ritmo en la industria musical está marcado por las diversas marcas que participan en ella pero también por los consumidores. Se han escuchado muchas historias protagonizadas por infinidad de personas que han buscado equilibrar la vida personal con la construcción de una marca propia.

Las celebridades de la industria del espectáculo se sumergen en un ritmo agitado, documentales como Amy de Asif Kapadia, demuestran esta realidad, en este caso a partir del relato de la vida de la cantante Amy Winehouse quien murió en el 2011.

Muchos testimonios han salido a la luz, el más reciente es el de la familia de Avicii quien murió el pasado 20 de abril. Hasta el momento se desconocía la causa de su muerte. Ahora revelada implícitamente por la familia del músico.

Diversos medios de comunicación ha interpretado la carta de la familia del DJ como un claro indicio de suicidio. “Nuestro querido Tim era un buscador, un alma artística frágil en busca de respuestas a las preguntas existenciales. Un perfeccionista que viajó y trabajó duro a un ritmo que lo condujo a un estrés extremo”, dice el texto.

Ante una situación como está, más que focalizar en la causa de la muerte del músico es importante destacar el tipo de vida a la que un artista del espectáculo es sometido y cómo el ajetreo de las marcas y la industria los llevan al extremo, interpretación literal de la carta de la familia de Avicii.

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.