Luego de que la red de mensajería Telegram se negara a brindar datos de sus usuarios, el regulador ruso de telecomunicaciones afirmó que acudirá a la justicia para pedir el bloqueo de la red debido a que no respondió a las demandas del estado.

Luego del escándalo de Facebook y la filtración de datos de los usuarios se instaló en la agenda pública el cuidado del manejo de la información de quienes cuenta con perfiles en las redes sociales.

Telegram ganó varios usuarios que han decidido migrar a otras alternativas de comunicación. Luego de que la aplicación se negara a brindar las claves de encriptación de la información de sus usuarios al servicio de seguridad ruso se encuentra frente a la posibilidad de ser bloqueada.

La red de mensajería fundada por Pavel Durov es conocida por brindar un alto nivel de seguridad para sus usuarios. El pasado 20 de marzo el sistema de seguridad ruso le había otorgado a Telegram un plazo de 15 días para que le otorgase las claves de encriptación de la información que almacena.

Frente a este pedido su creador optó por la confidencialidad de sus usuarios y comunicó que se negaría a darle a las autoridades información de los perfiles que operan en su red.  Desde la empresa se estable que la petición de información es inconstitucional y que no se puede realizar el pedido ni de forma constitucional y mucho menos fuera de ella.

El sistema de encriptación con el que cuenta la red de mensajería es tan complejo que incluso la propia red no puede acceder a cierta información de sus usuarios. Desde su lanzamiento en el 2013 la red ha conseguido a unos 200 millones de usuarios en el mundo.

En octubre la Justia rusa ya había multado a la empresa por unos 18 mil euros luego de negarse a cooperar con el FSB. En el año 2014 su creador se fue de Rusia y estableció que lo que sucedió en ese entonces era una violación a la constitución de ese país.


TELEGRAM YA CUENTA CON 200 MILLONES DE USUARIOS ACTIVOS 

Telegram había evitado el bloque el año anterior cuando otorgó al país cierta información que en su momento se había negado a entregar. Por su parte las autoridades establecen que hay que alcanzar un acuerdo con los responsables de la aplicación sin incumplir la ley.

En los últimos años la red social que se encuentra disponible de manera gratuita también fue foco de polémicas debido a que el alto nivel de confidencialidad que otorga a sus usuarios la hace la plataforma adecuada para comunicaciones políticas de todo tipo, sin mencionar que también ha sido utilizada por el movimiento yihadistas.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.