El Grupo BBVA ganó 2.642 millones de euros en 2015, cifra ligeramente superior a la del año anterior (+0,9%). El crecimiento del beneficio atribuido sin el efecto de las divisas alcanzó el 4,4%. Al excluir el resultado de las operaciones corporativas cerradas en 2015, el beneficio atribuido ascendió a 3.752 millones de euros, un 43,3% más que en 2014.

  • Ingresos récord: el margen bruto marca un máximo histórico, tanto en el año como en el último trimestre: 23.680 millones de euros (+10,9% interanual) y 6.146 millones de euros (+6,6%), respectivamente.
  • Riesgos: la tasa de mora del Grupo BBVA mejora hasta el 5,4% a cierre de año, frente al 5,8% de 2014; el ratio de cobertura asciende a 74%
  • Capital: BBVA alcanza un ratio CET1 fully-loaded a cierre de año del 10,3%, con una excelente evolución en el trimestre. Entre octubre y diciembre, se incrementa en 57 puntos básicos. 
  • Transformación: la banca digital está aumentando la satisfacción del cliente y las ventas digitales. A cierre de año, un 19,2% de los nuevos créditos al consumo en España se contratan por canales digitales. En México este porcentaje asciende al 29,6%

Francisco Gonzalez- pte. BBVA

“BBVA ha demostrado durante 2015 una enorme capacidad para generar resultados en un entorno complejo, al tiempo que ha avanzado de forma decidida en su transformación”, señaló Francisco González, presidente de BBVA. “Encaramos 2016 con optimismo”, añadió.

BBVA ha demostrado su capacidad para generar ingresos récord en entornos de tipos de interés históricamente bajos en divisas como el euro o el dólar. La mejora del coste de riesgo que, a cierre de diciembre se situaba en 1,06%, y la reducción de saneamientos crediticios e inmobiliarios en España, han sido otros elementos clave en la positiva evolución de la cuenta.

En 2015, el margen de intereses ascendió a 16.426 millones de euros, un 8,7% superior al del año anterior (+21,5% a tipos de cambio constantes). Este crecimiento se ha visto apoyado por el dinamismo de la actividad, que ha permitido compensar presiones en el diferencial de clientes por los bajos tipos de interés.

Tanto en el cuarto trimestre como en el año, el margen bruto marcó un máximo histórico. Desde comienzos de octubre hasta finales de diciembre, generó 6.146 millones de euros (+6,6% interanual). En la cuenta acumulada, esta línea avanzó un 10,9% (+15,7% sin el efecto de las divisas) con respecto a 2014, hasta 23.680 millones de euros. En el último trimestre de 2015 el banco registró de una vez las aportaciones al Fondo de Garantía de Depósitos y al Fondo de Resolución en la cuenta de Actividad Bancaria España. Ambos cargos sumaron -291 millones de euros. Además, la cuenta anual no contó con dividendos de CNCB ni con los resultados por puesta en equivalencia de CIFH.

Los costes crecieron un 12,5% (+15,8% a tipos de cambio constantes) consecuencia, principalmente, de las operaciones corporativas realizadas en 2015. En cualquier caso, es destacable el elevado potencial de sinergias de gastos con el que cuenta el Grupo después de las operaciones corporativas realizadas, que podrían generar recortes de costes y mejoras en la eficiencia. BBVA mantiene niveles de eficiencia muy competitivos (52%), en relación con la media de su grupo de comparables europeos (63,8%).

En este contexto, el margen neto creció en 2015 a tasas cercanas al doble dígito (+9,2%), lo que le permitió alcanzar los 11.363 millones de euros en el acumulado del año. El crecimiento a tipo de cambio constante fue del 15,6%.

Al excluir las operaciones corporativas cerradas en 2015, el beneficio atribuido de operaciones continuadas de BBVA ascendió a 3.752 millones de euros, un 43,3% más que en 2014. Las operaciones corporativas registradas en 2015 incluyen: la venta de la participación total del Grupo en CIFH y del 6,34% en CNCB, el badwill generado por la incorporación de Catalunya Banc y el efecto (tras el cierre de la compra de un 14,89% adicional en Garanti) de la puesta a valor razonable de la participación inicial del 25,01% que BBVA ya poseía en este banco turco. Por último, el beneficio atribuido del Grupo BBVA ascendió a 2.642 millones de euros en 2015, un 0,9% interanual más.

Por otro lado, los indicadores de riesgo continuaron evolucionando de forma positiva. El ratio de mora mantuvo su tendencia a la baja y cerró el año en 5,4%, frente al 5,8% de un año antes. El ratio de cobertura (74%) aumentó respecto al de diciembre de 2014 (64%).

En términos de solvencia, BBVA mantiene una sólida posición de capital. El ratio CET1 phased-in aumentó hasta 12,1% (comparado con el 11,7% de septiembre), mientras que el CET1 fully-loaded cerró, en diciembre, en 10,3%, con un incremento de 57 puntos básicos entre octubre y diciembre. Además, BBVA ha incorporado en el cálculo del ratio CET1 las plusvalías latentes de la cartera de deuda pública disponible para la venta, para alinear su ratio de capital al de la mayoría de sus competidores. El ratio de apalancamiento fully-loaded a cierre de año alcanzó el 6,0%, el nivel más alto de sus competidores europeos.

Por lo que respecta a la actividad del banco, el crédito bruto a la clientela se incrementó en un 18,1%, hasta alcanzar los 432.855 millones de euros, con aumentos en todas las geografías. En España, este incremento se explica por la incorporación de los saldos de Catalunya Banc, ya que, excluyendo este efecto, el crédito bruto en el año permaneció plano. Los depósitos de la clientela crecieron a niveles algo superiores (+21,9%) hasta alcanzar los 403.069 millones de euros.

Por último, para obtener una comparativa homogénea con el año anterior, a continuación se resumen las principales líneas de la cuenta sin considerar el cambio de perímetro en Turquía y excluyendo Venezuela, dado que el tipo de cambio aplicado en esta última geografía desvirtúa las cifras en términos relativos. En 2015, el margen de intereses aumentó un 13,1% hasta 14.923 millones de euros (+10,9% a tipos de cambio constantes). El margen bruto creció un 10,2% (+7,9% sin considerar el impacto de las divisas) hasta alcanzar los 22.039 millones de euros. Por su parte, el margen neto se incrementó en un 8,5% (7,0% a tipos de interés constantes) y cerró el año en 10.494 millones de euros. 

Transformación del banco

“La transformación de BBVA está teniendo un profundo impacto en la experiencia de cliente y nuestro objetivo es ser el mejor banco para nuestros clientes en todas las geografías”, comentó Carlos Torres Vila, consejero delegado.

La banca digital es una palanca para alcanzar el liderazgo en satisfacción de clientes en todas las geografías. El banco mantiene posiciones de liderazgo en países como España, México, Colombia, Argentina y Venezuela, de acuerdo con los estándares establecidos por el indicador de satisfacción Net Promoter Score (NPS).

Por otro lado, las ventas a través de canales digitales van en aumento. A cierre de año, un 19,2% de los nuevos créditos al consumo en España se contrataron por canales digitales. En México este porcentaje ascendió a 29,6%.

En 2015, BBVA amplió significativamente la base de clientes que se relaciona con el banco a través de canales digitales. Con los datos disponibles, a cierre de año, la cifra ascendía a 14,8 millones, un 19% superior a los niveles de cierre de 2014. De éstos, 8,5 millones de clientes interactuaron principalmente a través del móvil, un 45% superior a la cifra de hace un año.

El proceso de transformación se aceleró en 2015 gracias a la nueva estructura anunciada en mayo, que vino acompañada de nuevas prioridades estratégicas. Al mismo tiempo, el Grupo BBVA siguió lanzando productos al mercado y continuó incorporando nuevos negocios digitales. El hito más reciente fue la adquisición del 29,5% del banco móvil británico Atom, el pasado mes de noviembre.

Principales claves de las cuentas de cada área de negocio

La actividad bancaria en España se vio beneficiada por la incorporación de Catalunya Banc, que impulsó el crecimiento del crédito bruto y favoreció los ingresos recurrentes (margen de intereses más comisiones), que aumentaron un +6,1% en términos interanuales. A pesar de la caída de los resultados por operaciones financieras (-11,9% interanual), el margen bruto fue superior en un 2,8% al del año anterior. Los gastos se incrementaron en un 13,4% por la incorporación de Catalunya Banc y los costes de integración relacionados. Todo ello llevó a un descenso del margen neto del 6,6%. Por su parte, las pérdidas por deterioro de activos financieros mantuvieron la senda decreciente de trimestres anteriores, alcanzando un retroceso interanual del 21,2%. Asimismo, la tasa de mora continuó su mejora gradual hasta llegar a niveles del 5,8% sin Catalunya Banc (6,6% en total), con una cobertura del 44% (59% incluyendo Catalunya Banc). El resultado del área correspondiente a 2015 ascendió a 1.046 millones de euros, un 21,9% más que en 2014.

La actividad inmobiliaria en España disminuyó en 2015 su exposición neta a este sector en un 9,6% (si se excluyen los activos de Catalunya Banc). Las crecientes plusvalías y la caída de los saneamientos inmobiliarios permitieron reducir las pérdidas en un 45,4% hasta alcanzar los -492 millones de euros.

El resultado de BBVA en España –combinación de la actividad bancaria y la inmobiliaria- ascendió en 2015 a 554 millones de euros, lo que supone un incremento de casi 600 millones de euros al compararlo con el del cierre de 2014.

Para explicar mejor la evolución del negocio de las áreas con moneda distinta a la del euro, las tasas de variación expuestas en adelante se refieren a tipos de cambio constantes.

El buen comportamiento de la actividad en Estados Unidos, con crecimientos interanuales del 9,4% en inversión crediticia y del 7,7% en recursos de clientes, se tradujo en una evolución positiva de los ingresos. El margen neto (+10,6% interanual) se vio beneficiado por la contención en el crecimiento de gastos (+1,0%). El resultado del área de Estados Unidos ascendió, en 2015, a 537 millones de euros (+5,2%).

Los resultados de Turquía reflejan, desde el trimestre anterior, el registro de Garanti por el método de integración global. Un trimestre más, la evolución de ingresos recurrentes (margen de intereses más comisiones) se vio apoyada por el dinamismo de la actividad. Además, el margen bruto registró tasas de crecimiento interanual del 7% (sin considerar el cambio de perímetro). Asimismo, pese al ligero incremento del ratio de mora, se mantuvieron los sólidos indicadores de calidad crediticia, mejores que la media del sistema. En 2015, el resultado atribuido de Turquía creció un 24,4%, hasta alcanzar los 371 millones de euros.

En México, se registraron tasas de crecimientos de doble dígito tanto en créditos como en depósitos. El buen comportamiento del margen de intereses (+9,5%) impulsó el crecimiento del margen bruto (+8,1%), crecimiento que se mantuvo en el margen neto (+8%). Mejora la prima de riesgo hasta el 3,0%, versus 3,3% en septiembre, gracias a un cambio en la composición de la cartera crediticia. El resultado de BBVA en México correspondiente a 2015 ascendió a 2.090 millones de euros (+8,8% interanual).

América del Sur –sin Venezuela- continuó presentando tasas de crecimiento de actividad por encima del 15%, tanto en créditos como en depósitos. El área presentó importantes avances, tanto en margen bruto (+11,5%) como en margen neto (+10,3%). Un trimestre más, la estabilidad fue la tónica en la tasa de mora. El beneficio atribuido acumulado ascendió en 2015 a 905 millones de euros (+8,7% al compararlo con el cierre de 2014). Con Venezuela, el resultado fue el mismo, 905 millones de euros.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.