El presidente ejecutivo de Uber Technologies Inc, Travis Kalanick, renunció al grupo de asesores de negocios del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tras ser criticado por grupos defensores de inmigrantes.

El conflicto con Uber parece no acabar. El jefe del servicio de transportes enfrentó la creciente presión de grupos de activistas que se oponen a las políticas de inmigración del Gobierno, incluidos conductores de Uber, muchos de los cuales son inmigrantes.

“La participación en el grupo no significa el respaldo al presidente o a su agenda, pero lamentablemente ha sido malinterpretado exactamente como eso”, expresó Kalanick .

Travis Kalanick, CEO Uber

Travis Kalanick, CEO Uber

La portavoz de Uber  Chelsea Kohler confirmó más tarde que Kalanick dejó el grupo. Varias campañas en redes sociales habían apuntado a Uber, instando a sus usuarios a borrar sus cuentas. Esta semana, la compañía envió correos electrónicos a quienes borraron sus cuentas para decir que comparte sus preocupaciones sobre los decretos migratorios y que compensará a los conductores afectados por la medida.

Kalanick dijo que habló brevemente con Trump sobre el decreto migratorio y sus usos para nuestra comunidad y le dijo al mandatario que no participaría del consejo económico.

“Hay muchas formas en las que seguiremos defendiendo un cambio justo a la inmigración, pero la permanencia en el consejo se iba a interponer con eso. El decreto está dañando a mucha gente en comunidades de todo el país”, escribió en una nota enviada a sus empleados.

La decisión podría presionar a otros ejecutivos que se espera asistan a un encuentro con Trump la semana próxima. General Motors Co dijo que su presidente ejecutivo participará, mientras que Walt Disney Co dijo que él suyo no lo hará debido a una reunión de directorio programada anteriormente.

Reuters

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.