Innumerables veces hemos escuchado eso de “todo pasado fue mejor”, y al parecer los estudios de Hollywood se lo han tomado muy en serio. Sus últimas producciones han tomado éxitos del pasado con la finalidad de convertirlos en lo más visto. ¿A qué se debe?

 

La competencia por el contenido es fuerte e intensa. Con las nuevas formas de visionado en streaming, la producción en Hollywood ha tenido que adaptarse a este nuevo modelo. Una de las estrategias utilizadas son los reboots de títulos del pasado. La exitosa Stranger Things es uno de los casos más representativos. En el caso del cine, en los últimos tiempos las carteleras se han llenado de grandes estrenos que en realidad no eran tan nuevos.

De hecho, no hay más que pensar en cuál es una de las películas más esperadas de esta temporada y cuál se ha convertido en una de las más taquilleras. It no solo adapta una de las novelas que se consideran clásicas dentro de la producción de Stephen King, sino que además la historia es un clásico de la historia del cine de terror. En los 90 ya hubo una adaptación como película para televisión que era muy popular y que los espectadores de esta nueva versión tenían en mente.

La nostalgia vende, vende pues apela a lo que fue, lo que se vivió. Y siempre tenemos esa idea del pasado como un espacio mejor que el presente. Al parecer la fusión entre nostalgia y familiaridad puede garantizar el éxito en un contenido audiovisual y/o estrategia de marketing.

En la era de la rapidez y donde el contenido es el rey, es interesante apelar a estas herramientas, pues nos acercan al éxito y cumplimiento de objetivos.

hollywood-se-ha-volcado

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.