Una madre y su hijo entran en una tienda y son sorprendidos por luces, fotos y cotillón: son el cliente número 1.000.000. Se ganaron el viaje de su vida: Grecia, Turquía, Viena. Sin embargo, su alegría desaparece cuando les muestran fotos de niños refugiados que cruzan fronteras a pie, sufren de hambre y frío y realizan duros viajes para llegar a países en donde es probable que los rechacen.

Esta campaña de Unicef busca concientizar sobre la realidad actual de millones de refugiados, que sufren innumerables vicisitudes en el intento de salvar sus vidas.

La ONG afirma que “en 2015, cerca de 250 millones de niños abandonaron sus hogares escapando de la violencia y la miseria” y que “en 2016, una media de dos niños mueren cada día cruzando a Grecia desde Turquía”.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.