Por Peter Chang, Vicepresidente, Control de Calidad Corporativo, Herbalife Nutrition

Las compañías de alimentos y nutrición tienen una gran responsabilidad dado que comercializan productos cada vez más complejos y, por lo tanto, deben establecer y mantener estándares de calidad. Cualquier incidente que comprometa la calidad de los productos podría tener consecuencias tanto financieras como en la reputación, que pueden redundar en retiro de productos del mercado, reemplazo de productos, juicios de responsabilidad civil y acciones del gobierno. El mayor riesgo podría ser el daño a la imagen de marca de la compañía entre los consumidores y otros stakeholders, generando así la pérdida de confianza. Por ese motivo, toda empresa de alimentos debe contar esencialmente con medidas de control de calidad adecuadas.

El control de calidad necesita una estrategia de pruebas efectiva

En las industrias de alimentos, suplementos dietarios o farmacéutica, el control de calidad tiene un objetivo o propósito común: asegurar que los fabricantes elaboren un producto de calidad. Para ello, se deben confirmar ciertas especificaciones de calidad en entornos de laboratorios habilitados. El análisis de calidad requiere personal correctamente capacitado, equipos costosos, espacio de laboratorio y accesorios (incluyendo kits, consumibles, reactivos y soluciones, normas, materiales de prueba, cristalería y material descartable). En microbiología, los costos de laboratorio son altos debido a la necesidad de materiales estériles de un solo uso, que generan una cantidad significativa de residuos de laboratorio. Un laboratorio con responsabilidad ambiental debe ser consciente de la cantidad de residuos plásticos de un solo uso que genera y encontrar la forma de reducirlos.

Las estrategias de control de calidad comienzan con métodos y protocolos de prueba que aumenten la eficiencia del laboratorio y reduzcan los residuos. En ocasiones, esto redunda en una reducción de los costos totales. Las pruebas microbiológicas reiteradas, que utilizan múltiples medios de enriquecimiento, tiempos y temperaturas de incubación variables y kits y equipos de prueba, pueden aumentar los costos de mano de obra y pérdida de activos tangibles. Controlar todas estas variables en las pruebas microbiológicas puede plantear un desafío importante.

Las pruebas de patógenos en los alimentos son esenciales para los productos de consumo. No se pueden eliminar estas pruebas. Además, si bien los requerimientos de patógenos difieren dependiendo del mercado, en la mayoría de los productos alimentarios a menudo se realizan pruebas para detectar los siguientes patógenos bacterianos: SalmonellaE. coli y Staphylococcus aureus. Una estrategia de pruebas que pueda arrojar resultados precisos simultánea y rápidamente es un gran beneficio porque puede ayudar a bajar costos al reducir los residuos y tiempos.

Caso de estudio: Un nuevo ensayo permite reducir el costo de las pruebas de patógenos y los residuos de laboratorio, al tiempo que mejora la precisión y la especificidad

Herbalife Nutrition e Invisible Sentinel, junto con bioMerieux, Inc. y FoodChek Systems, desarrollaron y validaron un ensayo de RT-PCR para la detección de estos tres organismos. Crearon un ensayo multiplex utilizando un solo medio, tiempo y temperatura de enriquecimiento, plataforma y kit. Este enfoque redujo el costo de los kits y consumibles, materiales plásticos, descartables y medios. Además, al combinar tres pruebas en una, se redujo el tiempo de trabajo del analista responsable. El ensayo de RT-PCR también disminuyó la cantidad de equipos necesarios, dado que reemplazó múltiples pruebas de formato grande por un único ensayo molecular de formato reducido. Así, también se pueden reducir los costos de mantenimiento y los residuos plásticos asociados al uso de equipos y pruebas de calibración.

El estudio detectó importantes ahorros gracias a este método.

  • El análisis de los ahorros de costos entre julio y septiembre de 2021, respecto del promedio de los dos años anteriores, estima un ahorro anual del 25% en los costos de las pruebas. Se estima un ahorro total aproximado de U$S100.000 al año por sitio en ahorro de materiales y de U$S15.000 adicionales al año por sitio en costos por gastos de equipos.
  • Los métodos convencionales requieren importantes esfuerzos de confirmación en caso de presuntos resultados positivos. El método de RT-PCR NutraPlex Pro es altamente específico y arroja menos falsos positivos, reduciendo aún más las pruebas y los costos adicionales. Los residuos plásticos se pueden reducir potencialmente hasta una tonelada métrica al año, un número ideal para las iniciativas ecológicas y los planes de conservación. Los residuos plásticos específicos de las pruebas de patógenos se redujeron un 94% o 1 tonelada métrica al año.
  • Se estima que el analista puede ahorrar 40 minutos al día, según lo demuestra la diferencia en el tiempo por muestra en junio de 2021 comparado con el tiempo por muestra entre julio y septiembre de 2021. 

Control de calidad – De cara al futuro

Es razonable suponer que con más experiencia en pruebas y mayor optimización del método de RT-PCR Nutraplex Pro se podrán obtener aún más ahorros de costos y tiempos. Los datos iniciales sugieren que tener a disposición un recurso diferente para implementar este tipo de estrategia ha demostrado ser tanto efectivo como eficiente. Las oportunidades de obtener ahorros solo se pueden documentar correctamente si las compañías de alimentos toman medidas para implementar este procedimiento de pruebas y así crear un producto confiable.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.