Por primera vez en décadas, la entidad financiera ha modificado su imagen corporativa. Esta variación precede el lanzamiento a escala global de un nuevo sistema de pago online, así como la evolución de la icónica marca hacia el mundo digital.

Creado por la firma de diseño gráfico Pentagram, el rediseño del logo supone la culminación de su afán por modernizar MasterCard y reinventarla. Además, se pretendía simplificar el diseño para que fuera reconocible en todos los touchpoints.

El nuevo diseño es fiel a la idea original de MasterCard, respetando tanto los colores predominantes como las dos esferas, pues la compañía pretendía mantener su relevancia e identidad de marca ante los miles de millones de consumidores que emplean sus tarjetas en todo el mundo. “El logo de MasterCard se reconoce universalmente”, concedióRaja Rajammannar, CEO de MasterCard, en una entrevista paraAdWeek. “La clave para nosotros consiste en el valor de ese logo, tenemos que impulsar ese camino hacia el futuro”.

“Teníamos que mantener los elementos más reconocibles de nuestra marca, que son los círculos que se solapan, los colores rojo y amarillo, y el nombre MasterdCard en sí mismo. Ese es exactamente el camino en el que nos embarcamos”, prosiguió el directivo.

Además de la variación hacia una tipografía más moderna y amistosa, la nueva cara de MasterCard presenta su logo en minúsculas y debajo de las dos esferas coloridas, en lugar de posicionarse en su interior y destacando las letras “M” y “C” en mayúsculas. De esta manera, el énfasis sobre la palabra “card”, tarjeta en castellano, disminuye. Con ello la firma pone de manifiesto que la propia tarjeta cesa de ser el elemento más importante en las transacciones de esta nueva era.

Los círculos serán el elemento diferenciador de la campaña de presentación de la nueva MasterCard a nivel mundial. Desde la publicidad exterior hasta las propias tarjetas, pasando por los anuncios en formatos digitales, los mensajes serán protagonizados por las esferas que caracterizan la nueva imagen corporativa de MasterCard.

El CEO de la financiera admitió haber considerado una apuesta más radical para el rediseño, abandonando el propio nombre de la firma y utilizando únicamente los dos círculos que se entrelazan. Sendos círculos representan una imagen tan reconocible de la marca que seguramente habría funcionado, si bien la compañía prefirió “pisar sobre seguro” y mantener el nombre de la prestigiosa entidad, al menos por el momento.

Fuente MarketingDirecto

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.