La marca de ropa Lane Bryant lanzó su última campaña por internet con una cualidad en su contenido: se trata de una campaña protagonizada por modelos reales mostrando como luce un cuerpo en la vida real, con marcas de estrías o sobrepeso.

La utilización de personas reales en las historias publicitarias ha sido una estrategia que llama cada vez más la atención de las marcas debido a que este discurso cobra relevancia ante consumidores que desean relacionarse con marcas apartir de contenidos donde se puedan identificar con personas similares a ellos.

Entre los anuncios lanzados por la marca encontramos uno que muestra a una mujer en bikini con comentarios como: “Yippi es un cuerpo real, ¡lo amo!”, “ella está orgullosa de sus marcas de estrías”, “lloro lágrimas de felicidad justo ahora”.

Y no es para menos esta apuesta, a partir de la realidad que encuentran retratada en estas campañas, los consumidores logran experimentan la marca a partir de situaciones reales, por lo que su identificación con las marcas se incrementa.

Esta apuesta por generar estrategias publicitarias retratando la realidad del consumidor llevó a la marca de higiene y cuidado personal a ejecutar la campaña Like a Girl con más de 62 millones 917 mil reproducciones.

Otras marcas como Nike, también implementaron a mujeres reales en sus estrategias publicitarias a través de redes sociales.

Un estudio conducido por Olapic (Consumer Trust: Keeping It Real) descubrió que frente a un somero seis por ciento de consumidores encuestados (Reino Unido) que dijo confiar en la publicidad tradicional, el resto de los consumidores dijo que la publicidad con estrategias de personas reales dentro de ellas era siete veces más efectiva que la publicidad estándar.

Merca2.0

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.