Para poder crear una gran marca debemos tener en cuenta qué es lo que le otorgará valor. Para eso es necesario conocer nuestra historia, nuestros valores, a qué aspira la empresa y cuál será el diferencial.

2

Las marcas no son un logo, una página web o un nombre. Una marca es una imagen en la mente de los consumidores, es la voz de la empresa en el sector empresarial, es la oportunidad de ser diferente. La marca es la manera en la que llevarás tu historia al resto y de cómo lo hagas dependerá tu supervivencia y éxito.

Detrás de todas las marcas hay una idea, esta por lo general, posee alma, es tan personal que en muchos casos es muy difícil de expresar. Para poder comunicar a través de la marca hay que desarrollar un mensaje efectivo que alcance al resto y que sea capaz de transmitir una historia sumamente compleja.

Si una empresa no es capaz de contarse a sí misma, de construir una narración en torno a ella entonces los consumidores no podrán entenderla y su marca quedará obsoleta. Hay que comunicar los beneficios que tienen las marcas, lo que esta brinda al mundo, a la economía, al mercado.

Para poder hacerlo, es clave conocer los valores. El fundador de una empresa es el autor de la historia, el escritor de la misión y el creador de los valores. Puede que tenga la mejor idea y el más fuerte espíritu, pero si no sabe comunicarlo, entonces, caerá.

Crear una marca no es nada fácil, comunicar mucho menos. Pero si estás convencido de tu discurso y creas una buena historia detrás de tu empresa, ya diste el primer paso para saltar al mundo de las marcas.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.