El benchmark es una técnica muy útil a la hora de crear una estrategia de marketing o modificar alguna ya existente. Esta técnica consiste en tomar como ejemplo a las estrategias que desempeñaron otras empresas para adaptarlas a la marca o compañía propia. Con esta herramienta se pueden modificar tácticas que ya de por sí fueron exitosas y mejorarlas para conocer productos o servicios.

2

Dado el valor que posee el benchmarking, es necesario conocer cómo realizarlo. Para comenzar es importante tener bien claro qué elementos se van a analizar, es decir definir entre los distintos factores que componen a una empresa o marca: diseño, estrategia comercial, funcionalidad, comunicación, etc. Tener definido en cuál factor centrarse no solo guía a la investigación sino que también garantiza mejores resultados.

Una vez definido lo que se va a analizar hay que seleccionar qué marcas, empresas o medios son los que te interesan. Pueden ser marcas alejadas o cercanas al sector en el que se desempeña tu empresa, lo importante es tener claro en qué se desempeñan bien y qué hay que mejorar. Par poder conocer estos factores se hace necesaria una investigación para poder recopilar información y poder guiar mejor tu estrategia.

Una vez terminada la investigación hay que realizar una recopilación de los datos de manera organizada y profesional. En primer lugar la presentación final debe contar con un resumen de la información más importante. Es decir, qué marca o empresa se analizó y por qué, cuáles conclusiones arrojó el estudio, cuál es el estado actual de la empresa y cómo podría ser útil una estrategia similar para la tuya.

También hay que tener en claro cuáles fueron las prácticas que hicieron exitosa a la campaña anterior y cómo podrían ser llevadas a cabo. Por último, hay que presentar un plan que especifique las acciones que se podrían desarrollar, cuánto tiempo llevaría y qué inversión requerirá.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.