La economía de la atención se ha vuelto un nuevo modelo de negocio y una nueva estrategia que ayuda a maximizar las ventas.

La explosión de las redes sociales ha hecho posible que sepamos en tiempo real lo que hace la gente en cada momento. Por eso el FOMO (miedo a perderse algo, del inglés, fear of missing out)es el trastorno «de moda»: nos atormenta el pensar que nos estemos perdiendo algo interesante constantemente.

En un reciente estudio publicado en la revista Motivacion and Emotion, varios científicos analizaron la base psicológica y social del FOMO. Y concluyeron que los rasgos de la personalidad como el neurotismo o la extroversión no tienen nada que ver con la adicción a los smartphones.

La verdadera causa que hace los celulares tan irresistibles es la economía de la atención. Por eso, algunos empresarios pagan mucho dinero para mantener nuestra mente ocupada con aplicaciones y juegos.

Con la llegada de internet y los celulares, surge un nuevo modelo de negocio, donde el usuario siente que de alguna manera todo es gratis y la nueva misión de las empresas es captar la atención de quienes ya están inmersos en las pantallas de sus teléfonos.

Captar la atención de las personas se traduce, a largo plazo, en el aumento de las ventas, por lo que ahora se ha convertido de suma importancia maximizar el número de clics y el tiempo de engagement.

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.