El Programa de Reconversión Laboral (Progretec), realizó un convenio entre la Cámara Nacional de Comercio y Servicios y el Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional, presentó los resultados del diagnóstico efectuado al sector panificados en relación a los problemas tecnológicos y ambientales que enfrenta.

El informe consistió en un relevamiento de los desafíos en los campos de desarrollo tecnológico y sustentabilidad ambiental que los comercios del sector deben afrontar para revertir la situación actual del industrial panadero. A partir del diagnóstico, se propuso un plan de apoyo a brindar desde Progretec mediante fondos no reembolsables para solucionar cada dificultad.

El programa presenta cuatro grandes componentes para brindar soporte a las empresas que lo soliciten: diagnósticos, capacitaciones y asistencias técnicas en temas tecnológicos y ambientales; asesoramiento frente a normativas nacionales e internacionales; certificación de competencias para trabajadores que carecen de formación académica específica; y talleres de emprendedurismo tecnológico entre empresarios e integrantes de la academia.

La consultoría realizada partió de la premisa de la pérdida de competitividad de las pequeñas panaderías frente a las grandes cadenas de panificados y la venta de bienes de consumo a través de Internet. Estos factores han en una caída en las ventas, con el consiguiente cierre de varios comercios y pérdida de puestos de trabajo. En Uruguay existen 1.526 empresas registradas (83% panaderías tradicionales), de las cuales el 48% son micro y el 42% son pequeñas.

Para el desarrollo del informe se realizaron talleres y entrevistas a empresas y/o consumidores donde se plantearon cuatro líneas estratégicas: gestión empresarial, recursos humanos y ventas; comunicación; visibilidad del sector y alianzas estratégicas con diferentes actores.

A partir de la información recolectada se llegó a la conclusión de que la mayoría de los comercios mantienen ciertas barreras en relación a la incorporación del uso de la tecnología. A raíz de ello, se planteó la importancia de la reconversión en este aspecto para adecuarse a las nuevas exigencias del consumidor (comodidad, rapidez, diversidad de compras y medios de pago) y así mejorar la competitividad y el nivel de ventas.

Estas propuestas están alineadas con la realidad del país en relación al uso de las redes sociales y las plataformas de compra online, como PedidosYa o MercadoLibre, que cada vez son más utilizadas para las compras de productos al por menor. Según un informe de la consultora Radar, 6 de cada 10 usuarios de Internet uruguayos frecuenta las redes sociales y más del 54% realizó algún tipo de compra por esta vía en el último año.

Para cubrir esas necesidades, Progretec propuso distintos tipos de capacitaciones y asistencias técnicas, en aspectos como marketing digital, gestión de nuevas plataformas de ventas, manejo y utilización de tecnologías actuales, entre otras. Además, el programa definió algunas líneas de acción en el plano ambiental, desde uso eficiente de la energía y gestión de materias primas y desechos hasta la valoración de residuos generados, para acompañar la cultura de alimentación saludable y sostenibilidad que se ha instaurado en los últimos años en Uruguay.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.