El grupo de ropa y productos deportivos Puma reportó un alza de 15.3% en sus ventas, a 1,470 millones de dólares.

El crecimiento de la empresa es coniderado histórico hasta el momento y una de las razones por las que logró ser efectiva es porque la compañía pudo evitar problemas de retrasos en la comercialización de sus productos al aumentar sus inventarios en 19% y mejorar su cadena de suministros, dijo Bjorn Gulden, presidente ejecutivo de Puma. “Tuvimos un poco más de inventarios para asegurarnos de que no tengamos problemas de capacidad que afecten nuestras ventas”, aseguró.

Es así como la empresa alemana logró cerrar los tres primeros meses del ejercicio 2019 con un incremento de su beneficio neto del 40%, unos 105 millones de dólares, aproximadamente.

En tanto a las regiones en donde se potenció el negocio, se destaca Asia donde la compañía ha disparado sus ventas un 32,5%, hasta 446,7 millones de dólares. En América, por su parte, experimentó una subida del 19,8% de su cifra de negocio, que serían unos 464 millones de dólares para la empresa.

En tanto a Europa, que es su mercado local, la evolución del grupo ha sido más moderada, con un crecimiento del 4,3%, unos 558,9 millones de dólares.

En el caso de los segmentos, las prendas deportivas han sido las que han registrado un mejor comportamiento en el periodo. En concreto, Puma ha elevado su facturación a 712,2 millones de dólares, lo que seria un 28,6% más que en el mismo periodo de 2018.

Las ventas de accesorios, por su parte, han crecido un 13,3% entre enero y marzo, hasta 235,7 millones de dólares y la división de calzado también creció en los tres primeros meses de ejercicio, un 10% más, hasta los 712,2 millones de dólares.

La ganancia operacional alcanzó los 160 millones de euros, por sobre los 155 millones de euros que esperaba el mercado.

 

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.