Como antesala de navidad y ambientado en el universo de Star Wars, Duracell ha lanzado un nuevo spot con el que tiene como objetivo hacerse eco de la donación de un millón de baterías. Con esta donación, niños procedentes de 147 hospitales de Estados Unidos podrán disfrutar de sus juguetes estas navidades.

La agencia Anomaly ha sido la encargada de crear la campaña, que dirigida por Simon McQouid y rodada en un hospital, muestra la capacidad de los niños de transformar un juego que tiene lugar en los pasillos del hospital en una historia de acción y fantasía gracias al poder de las pilas Duracell.

Bajo el título ‘How the rebels saved Christmas’, el spot también se lanza como antesala del próximo estreno de la saga “Rogue One”.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.