Si bien mucho se ha avanzado en la lucha contra los prejuicios, los estereotipos siguen presentes en la sociedad. En su erradicación los medios de comunicación juegan un papel central. En la siguiente nota te contamos cómo la publicidad puede contribuir con esta causa.

El artículo primero de la Declaración Universal de los Derechos Humanos establece que todos los individuos son iguales entre sí y que deber ser considerados de pares en dignidad y gozar de los mismos derechos.

Artículo 1.

Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros.

 

El origen geográfico, el color de piel o el origen étnico no deberían ser una barrera al momento de ver al otro como ser humano, pero lo cierto es que estas cuestiones en muchos ámbitos funcionan como un muro.

Acabar con la intolerancia, el machismo, el racismo o cualquier tipo de discriminación parce ser un camino largo. Las guerras, dictaduras e injusticias que el mundo ha vivido a lo largo de la historia parecen no haber surtido efecto, o al menos, el esperado.

Hoy vivimos en un mundo globalizado  en donde las interacciones por la web podrían contribuir a hacer la diferencia. En este sentido, varias compañías se han percatado del poder de la publicidad y han lanzado campañas capaces de mostrar lo que realmente vale, y combatir el racismo.

The Human Billboard – J’Efface le racisme

Procter & Gamble: The Talk

The Invisible Discriminator

Australian Human Rights Commission – Racism. It stops with me

Flüchtlinge Willkommen – Search Racism. Find truth

Pedigree – The Walk

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.