Alejandro Curcio, Presidente de Ayax, es uno de los empresarios que forma parte de esta campaña

Debido a la pandemia del Covid-19, un grupo de empresarios lanza una colecta nacional para ayudar al sistema de salud con insumos médicos de primera necesidad. La iniciativa surge de Young President Organization, una comunidad de liderazgo global de directores ejecutivos, desde la parte uruguaya. Este proyecto es una campaña de matching founds, donde las empresas miembras de YPO recolectan dinero.

La colecta es abierta al público, y con cada dólar que se aporte, se duplica el monto. A raíz de la aprobación de esta iniciativa, otras empresas de diferentes rubros, fuera de esta organización, se sumaron a la causa siendo hoy más de 30 empresas. Por lo tanto, esta iniciativa trascendió fronteras y tuvo una gran adhesión del público, por lo que hasta el momento llevan recaudados cerca de 2 millones de dólares. En una entrevista con Alejandro Curcio, Presidente de Ayax S.A., aseguró de que la participación de parte de los empresarios y del público en general fue muy exitosa. «La gente aporta, y nosotros duplicamos esa cantidad».

Esta campaña tiene como objetivo comprar insumos médicos de primera necesidad como respiradores, tapabocas, guantes, trajes especiales y test que permiten rápidos resultados. De esta manera, Curcio destacó de que es una campaña privada, la cual se está en permanente contacto con el Ministerio de Salud Pública y el Gobierno ya que son ellos quienes aprueban y autorizan la compra de la mercadería.

«La idea de esta campaña es salvar vidas»

Alejandro Crucio

Con la compra de los insumos médicos el principal objetivo, además de colaborar con el sistema sanitario, es el de salvar vidas. «La idea de esta campaña es salvar vidas aportando de nuestro tiempo y nuestro trabajo». El Presidente de Ayax dijo que el salvar vidas y ayudar a los que salvan vidas es la clave de este proyecto. «Tenemos que reconocer el buen trabajo que hace todo el personal de la salud, y por eso los ayudamos a ayudar».

Debido a que el proyecto fue iniciado por un grupo de empresarios, existen redes y contactos con otras partes del mundo, como China y Japón. Estos países ya han vivido y sufrido la pandemia del coronavirus unos meses antes, por lo que presentan y disponen de todo el equipamiento necesario para combatirlo.

El trabajo del gobierno 

Como se mencionó, este proyecto requiere pleno contacto y diálogo con el gobierno. De esta manera, Curcio destacó que a raíz de todo lo que está sucediendo a nivel país, el gobierno ha tomado las medidas correspondientes, incluso ha tomado medidas extremadamente rápidas.

«Esta pandemia toca la salud, que es lo más importante, pero también toca la parte económica», de este modo afirmó que los pequeños y medianos comerciantes serán los más golpeados en esta crisis, pero que Uruguay tendrá que tomar recaudos con el fin de favorecerlos, ya que son una parte del motor de la economía.

Mirada positiva

Alejandro destacó que como empresa se mantienen positivos y optimistas a pesar de que se esté atravesando un momento difícil. El sector automotor está relacionado además, a la variable del tipo de cambio, por lo que se ha visto muy afectado. De todas maneras, este año, Ayax S.A. cumple 75 años de trayectoria en el mercado uruguayo, lo que supone un orgullo para todo el personal.

También destaca que a diferencia de otras crisis, la actual se presentó muy rápido, por lo que cree que se va a ir antes. Según Alejandro, los símbolos que compone la palabra crisis en japonés, significan miedo y oportunidad. Por lo que destaca la posibilidad de salir adelante luego de atravesar una crisis. «Nuestra filosofía es muy japonesa, vemos la crisis como momentos difíciles, pero donde se detectan oportunidades». De esta manera propone que hay que ser objetivos pero tratar de identificar alguna oportunidad en la situación que se está presentando a nivel mundial; «no hay que tener miedo».

Por último resalta que, no solo el ámbito de la salud está siendo afectado, sino también el económico y el de las relaciones sociales, lo que es bastante duro, pero hay que tratar de proyectarse día a día y ser cautelosos con el fin de lograr a pequeños objetivos. «Soy optimista y creo que el uruguayo es muy creativo, muy inteligente y respetuoso; sabe lo que está viviendo y cómo salir adelante», culminó.

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.