Apple no puede conseguir suficientes chips para finalizar la fabricación de iPhone 13. Toda la estrategia de marketing puede verse afectada

Apple, la compañía de dirigida por Tim Cook ha debido limitarse a la fabricación de iPhone 13 ya que no consigue los chips suficientes.

La escasez de chips que afecta no solo a las industrias de los smartphones, sino que a varias, está obligando a la marca al gigante Apple a recortar el objetivo de fabricación en un 11%.

Según The Verge y Bloomberg, Apple no podrá obtener suficientes piezas de alta tecnología para alcanzar el objetivo de fabricación planificado, que era de 90 millones de iPhones 13 en los últimos cuatro meses de 2021.

En la actualidad, ese número bajó a 80 millones por problemas de insumos en las plantas de Broadcom y Texas Instruments, donde no consiguen los chips necesarios para completar la fabricación.

Una de las piezas claves de los iPone 13 y 13 Pro es el SoC-A15, pero en esta oportunidad, no hay problemas de escasez con este material que se fabrica en Taiwán.

TSMC lidera la cuota de mercado en fabricación de chips*

El 92% de los semiconductores más avanzados que también son fabricados en Taiwán, es lo que está generando la escacez global y que afecta a todos. La falta de chips o semiconductores está afectando a la industria en pleno proceso de digitalización. Esta falta se nota realmente debido al incremento repentino de la demanda y que son utilizados no solo en teléfonos, sino que también en autos, heladeras, patines eléctricos, lavadoras, entre otros.

Al comienzo de la pandemia del Covid, muchos de los fabricantes de estos bienes decidieron reducir sus pedidos de chips antes las expectativas de unas ventas menores. Pero hoy por hoy, la demanda de buena parte de esos bienes duraderos se ha mantenido estable o alza durante la pandemia (ordenadores, dispositivos electrónicos…), mientras que la de otros bienes se ha disparado a medida que las economías reabrían.

Texas Instruments y Broadcom son responsables de varios componentes clave de los iPhone 13, como los chips que administran la energía de la pantalla, la matriz láser de Face ID, la conectividad USB y la alimentación inalámbrica.

El CEO de Apple, Tim Cook, ya había advertido en el último reporte de ganancias que podría haber problemas de suministro de chips. En esa oportunidad, señaló que se iba a hacer “todo lo posible para mitigar cualquier circunstancia”.

Pero parece que incluso con los mejores esfuerzos de Apple y las relaciones más que aceitadas que tiene con los proveedores, simplemente no pudieron conseguir los componentes que necesita para fabricar suficientes iPhone.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.