Primer Plano es un ciclo de entrevistas que busca analizar el mundo de los negocios, el poder y la economía. Teniendo como eje el impacto en nuestra sociedad, a través de entrevistas llevadas a cabo por el periodista Martín Sarthou, se busca conocer en profundidad a los máximos referentes de cada industria.

En esta entrega, el Arquitecto Martín Gómez Platero compartió una instancia para Primer Plano en donde se conversó sobre la arquitectura y los valores edilicios uruguayos.

 

 

Martín Sarthou: Hoy estamos con Martin Gómez Platero, el arquitecto y director del estudio Gómez Platero. Buen día.

Martín Gómez Platero: Buen día y muchísimas gracias por la invitación.

MS: Vamos a meternos de lleno en un tema muy importante. ¿Cuál es el perfil que tiene el estudio Gómez Platero? Dentro de lo que conocemos históricamente como estudio de arquitectura y en lo que es la construcción en Uruguay.

MGP: Es un poco difícil definir el perfil, pero yo lo sintetizaría en un respeto enorme por el cliente y, donde la fortaleza en nuestro estudio está en nuestro equipo de profesionales que trabajamos en el estudio.

MS: Es un equipo de más de 100 personas

MGP: Exacto, ahora somos 98 prácticamente. Es un equipo muy multidisciplinario,  hay perfiles distintos. Siempre digo que la arquitectura tiene muchísimos puntos de vista distintos. Está el que tiene el perfil de talento en el diseño, el que tiene la rigurosidad para dirigir una obra, el que tiene la disciplina de realizar un proyecto ejecutivo, y todos son perfiles distintos. Creo que lo primero de lo que deberíamos estar convencidos los arquitectos es que no somos buenos para todo, y que tenemos que rodearnos de gente con sus fortalezas en cada una de las áreas para realmente tener un estudio fuerte. Porque una obra  tiene todas esas disciplinas, no es solo un diseño, ni es solo una dirección de obra, etc. Por eso esta esa fama que tenemos los arquitectos de que decimos que una obra va a durar 6 meses y demora 15, y es algo que tenemos que cambiar.

MS: En ese entendido que el arquitecto no tiene porque saber de todo, en tu caso elegiste viajar a Estados Unidos y formarte, hiciste un certifícate in business, y eso se ve que le da un perfil en particular. ¿Estabas buscando un nuevo camino para tu estudio?

MGP: Creo que sí. En esa época capaz que uno no tiene todas las cosas ni todo claro, pero me interesaba mucho todo lo que era la gestión, me parecía importantísimo. Tenía muy claro que para tener éxito en un estudio de arquitectura, como en todos, tenía que tener a los clientes encantados. Para eso una buena gestión era importante, creo que eso es algo que académicamente no se busca muy bien en la facultad de arquitectura, la parte de gestión no se trata. Para eso el certifícate business me sirvió mucho a todo lo que era el management, etc, que creo que es importante. Sobre todo cuando un estudio empieza a crecer y a tener varias obras, a tener obras en otros países. Entonces, la gestión cumple un rol muy importante.

PEDAZO MEJOR

MS: ¿Cómo se vende bien hoy en día un proyecto inmobiliario?

MGP: Una cosa es un proyecto inmobiliario y otra cosa es un proyecto arquitectónico. Porque nosotros somos un estudio de arquitectura puro. O sea, no desarrollamos negocios inmobiliarios nosotros, sino que los desarrolladores nos contratan a nosotros.

MS: Toman digamos esa piedra fundamental que ustedes trabajan y dejan ahí.

MGP: Exactamente. Entonces, un proyecto inmobiliario tiene un montón de variables para venderse. Y un proyecto arquitectónico, bueno, creo que es fundamental tener un diseño que cumpla mucho los objetivos que está buscando ese cliente en el producto que quiere vender. Creo que es muy importante, cada vez que encaramos un proyecto, ponernos del lado del cliente, ver que es lo que realmente quiere y está buscando a través de este proyecto y ayudarlo a obtener esa rentabilidad. Siempre con el compromiso, esto es algo que insistimos mucho, que cada proyecto que hacemos tenemos que hacer un pedazo de mejor ciudad. El espacio público es algo que nos parece muy importante en los proyectos que hacemos, que no digo que siempre lo podamos lograr, pero sí que es una responsabilidad que tenemos todos los arquitectos en cada proyecto que hacemos. Tenemos que dejar contento a nuestro cliente y contenta a la ciudad y al entorno.

MS: A propósito de eso, el potencial que tienen ustedes para poder trabajar. ¿Cuánto afecta o cómo es el relacionamiento a la hora de valorar y ponderar las cargas impositivas, las leyes que hay que cumplir a la hora de construir, todo el tema de la contratación de las distintas empresas que se van contactando, los temas sindicales? Siempre uno, mirándolo desde afuera, imagina que debe ser una eterna lucha de negociación para que todo fluya y se maneje dentro de los plazos correctos. ¿Cuál es la experiencia que tenés?

MGP: Sin duda ahí es donde influye mucho la gestión, la capacidad de gestión. Porque tú en una obra tenés más de 70 subcontratos que hay que coordinar para llevarlos a buen puerto y que termine con éxito esa obra, ¿no? Entonces ahí la gestión. Es muy importante siempre buscar una negociación en donde ganen todas las partes, donde los subcontratos que trabajan en cada una de las obras nuestras estén cómodos. Porque el éxito se consigue cuando se consigue el éxito de todas las partes.

EL EXITO ARQUITECTURA

MS: Si me tuvieras que decir hoy por hoy, ¿Uruguay es un país que alienta a los trabajos arquitectónicos? ¿Están las condiciones y las herramientas dadas para que podramos desarrollarlo con estímulos o  tenés que chocar contra muchos muros?

MGP: Tenemos de los dos mundos. Por un lado tenemos Uruguay como país te ayuda a formar una plataforma para trabajar de acá al resto de América latina por el régimen de zona franca de servicios, nosotros desde ahí podemos trabajar con comodidad exportando proyectos de arquitectura. Entonces, en ese sentido, Uruguay te apoya y te ayuda.

Después hay veces, cuando hacemos proyectos acá, hay alguna burocracia en los temas municipales y en los temas de permisos, etc, pero que también es difícil de no tenerla cuando querés tener una ciudad desde el punto de vista urbanístico, cuidado. Entonces, no me quejo de esa burocracia, sé que es compleja, que es parte de lo que hay que atravesar para obtener un permiso de construcción de una obra importante. Pero es muy difícil saltearse ese paso, y lo veo en el resto de América latina, en otras ciudades que quizás no tienen la calidad urbanística que tiene Montevideo, y a veces los tramites son más rápidos porque no hay ese cuidado que hoy buscan y tienen.

MS: Habiendo trabajado con tu papá, Guillermo Gómez Platero, reconocido además, con una trayectoria muy conocida. Imaginabas, cuando comenzaste como joven arquitecto, ¿llevar adelante tu propio estudio orientado al mundo? Con tantos proyectos en Sudamérica y distintos países. ¿Ya tenían esa visión? ¿Lo dialogabas con tu padre?

MGP: Estando todavía mi padre viviendo, ya trabajaba muy poco porque tenía más de 80 años, y tuvimos nuestra primer obra en Ecuador, que fue en el año 2002. Me acuerdo, mi padre siempre fue muy de ir para adelante y siempre me motivaba mucho a que yo avanzara con esas ideas que tenía. Entonces cuando volví de Estados Unidos y tenía ganas de avanzar afuera, porque creo que cuando digo eso no hablo solo de mi estudio sino de los arquitectos uruguayos en general. El arquitecto uruguayo tiene un nivel excelente y puede trabajar en cualquier lugar del mundo sin ningún tipo de problemas. Entonces, mi padre estaba totalmente de acuerdo, y cuando ganamos ese primer concurso en Ecuador, el estaba de lo más entusiasmado. Si querés que te diga la verdad, no soñaba hoy estar trabajando en Ecuador, Perú, Paraguay, Argentina, Costa Rica, Panamá. No pensaba eso, si que quería trabajar para afuera, pero me costaba soñar la realidad que hoy tenemos.

MS: Además hoy tenés herramientas que te lo facilitan.

MGP: Sin duda.

ARQUITECTO URUGUAYO PUEDE

MS: Y el régimen de zona franca también que te permite hacerlo desde otra plataforma. Me decías que el arquitecto uruguayo está muy valorado, muy bien formado como para trabajar en cualquier parte del mundo. El nivel de arquitectura que se ve en las principales ciudades de Uruguay, ¿es bueno? ¿Es un país que tiene una planificación que es una buena plataforma para ustedes?

MGP: Yo creo que por lo general, los equipos de planificación urbana que hay en las intendencias tienen un buen nivel. Creo que hay excedentes de arquitectos en Uruguay. Creo que cuando vos ves la ciudad ves ejemplos de todo tipo obviamente y capaz que no es todo de la calidad que podría ser. Pero en Uruguay siguen saliendo arquitectos excelentes. Por ejemplo, el concurso del Antel Arena, lo ganó un equipo de arquitectos jóvenes, es un proyecto que es bueno en cualquier parte del mundo, un proyecto excelente. O sea, siguen habiendo arquitectos de gran nivel acá en Uruguay.

MS: Como hay otros Uruguayos que en el mundo también les va muy bien.

MGP: Sin duda. Ni que hablar del ejemplo de Viñoly, que estamos acá en el aeropuerto que es espectacular. Si bien el vivió siempre afuera desde muy chico y se instaló en New York, si no me equivoco, es uno de los grandes arquitectos del mundo y nos deja muy bien parados.

MS: ¿Cuál podrías decir que es el mayor orgullo, personal no, cuando miras tu estudio o cuando te paras y decís “hoy estamos acá”? ¿Qué te pone orgulloso?

MGP: El equipo que pudimos armar. El equipo de gente muy talentosa. Cada uno en su área muchos mejores que yo, y que logramos tener esa forma de un equipo muy fuerte en todas las áreas de la arquitectura.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.