La compañía del multimillonario Elon Musk está atravesando un período complicado con consumidores, empleados y accionistas descontentos, lo cierto es que está por la segunda ronda de despidos.

Luego de más de una década de número rojos parece que Musk ha decidido tomar medidas para intentar que su famosa compañía sea rentable. Lo cierto es que en el último tiempo se ha hecho común la sucesión de suceso complicados en Tesla.

Sin ir más lejos la semana pasada Tesla se vio envuelta en reclamos por una sociedad de consumidores de los Estados Unidos que establecían que la compañía era la encargada de que en las calles circularan coches inseguros.

Esta cuestión que los consumidores reclamaban en el último tiempo no solo se daba entre ellos sino que también los accionistas de la propia compañía y lo habían notado. Por ese mismo motivo desde Noruega se intentó que Musk deje de estar a cargo de la compañía.  


¿POR QUÉ NORUEGA PIDE QUE MUSK DEJE DE SER EL PRESIDENTE DE TESLA?

Las pérdidas de la compañía no han dejado de aumentar desde su existencia de diez años. A las deudas a las que tuvo que someterse el magnate para sacar adelante la compañía han de sumarse los casos de accidentes fatales con los vehículos de la compañía.

Para evitar que la compañía se siga hundiendo el directivo decidió tomar algunas medidas, la más drástica de ellas es realizar una serie de despidos masivos entre sus trabajadores. En esta ocasión va a reducir las fueras laborales de tesla en un 9 por ciento.

El multimillonario ha atribuido esta serie de despidos, no a su situación económica, sino a que está en un proceso de simplificación de la empresa. Además especifico que los recortes no afectarán en ningún caso a los objetivos planteados de producción.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.