Qualcomm, el fabricante de procesadores, continúa la batalla contra Apple y pide que se detenga la venta del iPhone y del iPad en los Estados Unidos y además, que no pueda entrar por ninguna frontera a Norteamérica ningún dispositivo móvil de Apple.

1

En el pasado Qualcomm ya había amenazado con detener la importación de iPhone en los Estados Unidos luego de que se diera la orden de retención de pago de las patentes de este fabricante por parte de Apple. Pero ahora la amenaza paso de las palabras a los hechos. El fabricante de procesadores solicitó ante la United States International Trade Commission (ITC) que la venta e importación de algunos de los modelos ofrecidos por Apple se detenga ya que no cumplen con las políticas de patentes.

Más específicamente, se acusa a Apple de violar seis patentes diferentes en los módems relacionados con las redes móviles que poseen los procesadores de los iPhone y de los iPad, puntualmente el modelo iPhone 7 y 7 plus con componentes de Intel. En respuesta Qualcomm fue acusada de comportarse como una empresa que aplica políticas sobre las patentes de manera monopólica.

Las seis patentes de las cuales Apple está acusado de violar, están vinculadas con la tecnología que hace posible que los dispositivos no gasten tanta batería mientras estén conectados a la red.

La tensión entre las compañías aumenta, y aunque Qualcomm lograra que se frenará la producción e importación de algunos de los modelos de Apple, no se afectará la producción de los iPhone 8; incluso, la medida podría tardar unos 18 meses en ponerse en práctica.

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.