Mundo marketing entrevistó a Camila Dieste, una de las socias de Pipilota: un emprendimiento que tiene por común denominador la armonía en sus productos. Se trata de originales luces en forma de pelotitas envueltas en hilos de colores que otorgan calidez a cualquier ambiente.

Pipilota

Mundo Marketing: ¿Qué es Pipilota?

Camila Dieste: Pipilota es una marca que empezó ofreciendo guías de luces con pelotitas de hilo de algodón de colores como pantalla y su nombre logró tanta trascendencia que el producto (difícil de describir) adoptó el nombre de la marca.

Hoy en día ofrecemos también las Pipilamps, que son lámparas de techo y de pie en varios tamaños y colores y estamos trabajando en nuevos productos.

Pipilota es entonces una marca que tiene como concepto la armonía y todos sus productos comparten esa cualidad.

MM: ¿Cómo y cuándo nació la idea?

CD: La idea surgió hace 2 años en un viaje que hicimos a Asia, ahí las conocimos y enseguida sentimos el deseo de tenerlas y traerlas para compartir esa magia que hace brillar cualquier rincón donde las ponga.

Pipilota

MM: ¿Por qué se llama Pipilota?

CD: Pipilota empezó siendo el nombre de mi cuenta de instagram, en honor al personaje de nuestra infancia Pipi Lamstrungp, y al que ya le tenía bastante cariño, cuando surgió el proyecto nos pareció que aplicaba bien el nombre con el producto. Después nos encontramos con mucha gente que las llama: las pipiletas, papilotas, pipilocas, etc.

MM: ¿Cuántos forman parte del equipo? ¿Cómo se dividen las tareas?

CD: Somos dos socios, y las tareas están bastante definidas, mi socio (Sebastiano Gambarotta) se encarga de la parte de la importación, administración y yo de la parte de diseño, comunicación, redes, etc.

Y entre los dos realizamos el armado y la logística.

MM: ¿Hacen algo más además de llevar adelante Pipilota o se dedican al emprendimiento en un 100%?

CD: Sí, mi socio trabaja como despachante de aduana y yo soy creativa gráfica y trabajo freelance.

MM: ¿Cómo venden sus productos?

PipilotaCD: Los puntos fuertes son a traves de Facebook, y en un local en malvín que se llama Froucina, es en Almeria esq. Hipólito Yrigoyen en frente al Devoto. Ahí tenemos un exhibidor con todos los colores y podes armar la combinación en el momento. El horario es de L. a V. 11 a 13 hs y de 15 a 20 hs. y S. de 12 a 18 hs.

También estamos en casas como Divino, La Pasionaria, Lisaa.

Y en verano nos encuentran en Punta del Este, Jose Ignacio y La Pedrera.

MM: ¿Tenían experiencia previa en dirigir un emprendimiento?

CD: Yo ninguna, mi socio si, tiene también una empresa de transportes.

MM: ¿Cómo se animaron a lanzarse?

CD: Estábamos muy seguros y entusiasmados con la idea, creo que cuando sentís la confianza es difícil quedarse con la espina.

MM: ¿En qué tuvieron que invertir?

CD: Tuvimos que invertir en mercadería, packaging (etiquetas, bolsas), depósito, publicidad, y en el tiempo de trabajo que le dedicamos.

¿Consideran presentarse a un concurso o ante una ONG para que los asesoren o para que los ayuden a conseguir inversores?

CD: Si, justo ahora estamos participando del plan de “más emprendedoras” de Endeavor.

Pipilota

MM: ¿Cuáles son sus planes a corto y a mediano plazo?

CD: A corto plazo, estamos trabajando en un nuevo producto. Y a largo plazo queremos expandir la marca a otros países dentro de Latinoamérica ya que contamos con la representación en esta región de la fábrica que las produce, por ahora estamos en Chile y la idea es expandirnos a Argentina, Brasil, Paraguay, etc.

MM: ¿Cuáles fueron los mayores desafíos para emprender?

CD: Creo que el mayor desafío es tener en cuenta que pertenecemos a un mercado muy chico y no podemos exigirle más de lo que nos puede dar. Por ejemplo, la idea de tener un local propio es tentadora pero sabemos que es un riesgo que por ahora preferimos no correrlo.

MM: ¿Cómo ven el uso de las redes sociales para ayudar al negocio?

CD: ¡Determinante! gracias a las redes pudimos darnos a conocer y nos facilitaron todo lo que logramos.

Pipilota

MM: ¿Sabían sobre emprendedorismo? ¿Alguien los asesoró?

CD: No, fue todo muy intuitivo y nos complementamos muy bien. Yo trabajé mucho tiempo en publicidad entonces me sentía segura en el cómo presentar el producto, comunicarlo, etc y la parte administrativa, de contacto con la fábrica, etc, se encargaba mi socio.

MM: ¿Qué logros han conseguido desde que empezaron? ¿Se aliaron con alguna marca por ejemplo?

CD: No, no nos aliamos con ninguna marca pero si como dije anteriormente casas de decoración como Divino venden nuestro producto y tenemos constantemente propuestas de locales que quieren vender nuestros productos.

Los logros, en ventas seguimos creciendo a un ritmo constante. Y en cuanto al feedback que tenemos de los clientes es sin dudas muy gratificante.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.