La cacareada (y más que posible) venta de Opel al grupo automovilístico francés PSA, matriz de Peugeot y Citroën, tiene divididos a los automovilistas oriundos de Alemania, el país natal del objeto de deseo de la compañía gala. Según un reciente estudio de la empresa de investigación de mercados Puls, el 38% de los compradores germanos de coches rechaza de plano una eventual adquisición de Opel por parte de PSA.

citroen-c5-2011-dm-5_1440x655c

No obstante, un porcentaje no mucho más bajo, el 28%, valora positivamente la transacción. Ven particularmente con buenos ojos la venta de Opel a Peugeot-Citroën los compradores más jóvenes. El 40% de los automovilistas menores de 30 años da su beneplácito a la compra de Opel por parte de PSA.

Aunque en una misiva dirigida a los trabajadores Karl-Thomas Neumann, CEO de Opel, se ha mostrado favorable a la integración de la compañía en el grupo PSA, lo cierto es que la mayor parte de los alemanes continúa prefiriendo a General Motors como socio del fabricante automovilístico teutón.

El 40% de los compradores consultados en su informe por Puls aboga por la continuación de Opel dentro del conglomerado estadounidense General Motors, mientras que el 31% prefiera PSA como partner de la marca alemana.

Lo que está claro es que la posible compra de Opel por parte de PSA preocupa, y bastante, a los alemanes. Cuatro de cada cinco compradores teutones de automóviles ha oído hablar de esta posible adquisición (y más que seguirán hablando de ella en el futuro probablemente).

Marketing Directo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.